La radio en Guanajuato

Héctor Gómez Vargas
A simple vista la radio en México parece ser la misma. Si bien posee una serie de rasgos estructurales que le dan homogeneidad, con una mirada a fondo se observará que cada zona del país, a lo largo del tiempo, ha ido configurando una particular oferta radiofónica y ha trabajado en contextos socioculturales específicos. Ahí es donde se pueden encontrar diferencias en la emisión de mensajes radiofónicos y, por tanto, en la experiencia de su recepción por parte de sus pobladores.
El caso de la radiodifusión en el estado de Guanajuato así lo manifiesta y así ha sido. Con el paso del tiempo este estado ha sido uno de los 10 con más estaciones comerciales de radio, por lo que su presencia a nivel nacional es significativa e importante, y en los últimos años ha tenido un sensible crecimiento, el cual es necesario discutir en detalle.
De acuerdo con registros realizados en 1988 y en 1991, el total de estaciones de radio pasó de 43 a 45. En 1996 se incrementó a 54 debido principalmente a lo que se puede denominar como paquete combo, es decir, estaciones de Amplitud Modulada (AM) que recibieron autorización para transmitir en Frecuencia Modulada (FM) como una forma de ayudarlas a ampliar su comercialización y economía. Se subraya que esto sólo sucedió en las ciudades de Celaya y León.
No es extraño que esto haya sucedido en ambas ciudades. Por un lado, de los 46 municipios del estado sólo 12 cuentan con estaciones de radio. Entre las ciudades de León, Celaya e Irapuato poseen 38 estaciones que equivalen al 78.54% del total, por lo que el principal equipamiento radiofónico se ha dado en los centros urbanos más poblados y con mayor actividad económica y comercial.
Así, la principal concentración radiofónica se ha dado en lo que se conoce como el corredor industrial, que comprende a las ciudades de Celaya, Guanajuato, Irapuato, Salamanca, Silao y León, mientras que ciudades como Acámbaro, Moroléon y Salvatierra en el SUROESTE y Dolores Hidalgo, San Miguel de Allende y San Luis de la Paz en el NORESTE, forman otras dos zonas de acción de la radio guanajuatense.
A la presencia masiva de estaciones en esas tres ciudades se incluyen otros elementos importantes. En primer lugar, son las que poseen estaciones tanto en AM como en FM. En segundo lugar, poseen estaciones con una enorme potencia de cobertura que va desde 1,000 hasta 90,000 watts, lo que los convierte en los principales focos de acción radiofónica a su alrededor, destacando nuevamente las ciudades de Celaya y León, ya que a lo largo del tiempo han ido asimilando estaciones que trabajaban o mantienen oficinas en Cortazár, Salvatierra y Apaseo el Grande en el primer caso, y Guanajuato, San Francisco del Rincón y Romita en el segundo. Por ello en estas ciudades, pese a la tendencia a la homogeneidad en el perfil programático, se transmiten programas que llegan desde la ciudad de México vía satélite o hay algunos esfuerzos por realizar producciones locales. Esta situación contrasta con estaciones que trabajan en municipios más pequeños, como el caso de San Luis de la Paz, cuya comercialización se realiza prácticamente desde la ciudad de Querétaro.
Otra configuración importante la dan los grupos radiofónicos que agrupan a las estaciones que en los últimos meses han dado movimientos que no dejan de ser importantes: cinco grupos manejan 74% de las estaciones en el estado (OIR, Promomedios, CMR, Acir y Radiorama), aunque con pesos distintos en las diferentes ciudades.
En la ciudad de Celaya se ha dado una reconfiguración en la cual destaca el grupo Promomedios como el que posee más estaciones y la aparición del grupo MVS Radio. Ésta será la segunda ciudad en el estado que trabaja con una estrategia para ganar presencia social ante la "guerra" de televisoras que se libra en el país. El resto de los grupos tiene la misma cantidad de estaciones. Por su parte, en Irapuato destaca el bloque de estaciones de CMR con 55% de la radiodifusoras locales y el grupo Acir. En León lo serán Radiorama, Promomedios y Acir, en esta ciudad se encuentran las únicas estaciones independientes en el estado, ambas conforman un paquete combo.
Grupos como OIR, Radio S.A., Ravepsa, Radio Cadena Nacional, Difusa y Pradsa, tendrán una participación menor, principalmente en las ciudades más pequeñas. Caso particular es el de MVS radio la cual se integra a los servicios de Multivisión, que desde los sesenta trabajó sólo en León y a partir de 1996 en Celaya ofreciendo los servicios de Direc TV, y conforme se instale y se consolide será otra alternativa de oferta de radio digital, experiencia novísima que promete conformar, en mucho, otro tipo de experiencia radiofónica.
Dentro de la configuración radiofónica en Guanajuato se encontrará una tendencia más al ver la presencia de las estaciones a lo largo del tiempo. Durante tres décadas sólo las ciudades de Irapuato, Celaya y León tuvieron en activo estaciones de radio, y no fue hasta los sesenta que lo harán el resto de las ciudades, época en la que se da la explosión de radiodifusoras en el estado. Las décadas de los sesenta y los setenta serán aquellas en las cuales Celaya y León, amén de equiparse de estaciones que obtuvieron concesiones en ciudades menores y después se trasladaron a esas dos poblaciones, crecen de manera explosiva, mientras que en los ochenta la experiencia será la de las estaciones de FM y la de los noventa la de los paquetes combo.
La ciudad de León no sólo es la que posee más estaciones en el estado de Guanajuato, también es una de las 13 ciudades más importantes a nivel nacional en ese rubro. Ante tal situación hay varios puntos por destacar: fue la primera ciudad del estado que tuvo una radiodifusora, la que ha tenido más y la que más tiene en la actualidad. Ha tenido un crecimiento sostenido desde los años treinta, gracias a los paquetes combo.
León es la primera ciudad que posee una estación de FM a partir de mediados de los sesenta y, desde entonces, ha establecido la mayor cantidad de este tipo de frecuencias en el estado de una manera tal que en la actualidad rebasan a las de AM. Seis grupos radiofónicos trabajan en la ciudad y sólo entre Acir, Promomedios y Radiorama manejan 60% de las estaciones locales.
Durante la década de los ochenta hubo pocas novedades en la radiodifusión leonesa, la aparición de tres estaciones sólo destaca dos cosas: la implementación del sistema digital y el enlace vía satélite para ofrecer programas noticiosos en primera instancia y después de entretenimiento como son los de Pedro Ferris de Con (que acaban de celebrar 10 años de su programa Para empezar), Guillermo Ochoa, Claudia Córdova, etcétera.
En la década de los noventa hay varias novedades. La primera el fenómeno de los paquetes combo que harán crecer la oferta radiofónica pero no que se diversifique. En segundo lugar está la reconfiguración de los grupos radiofónicos. Cabe destacar el caso de Radiocima que se transforma en Radiorama y de tener a finales de los ochenta únicamente a la XHLM adquiere de radio ACIR, XEGTO; trae de la ciudad de Guanajuato XEOO y abre XHVLO y XHGTO, con lo cual se convierte en un grupo local fuerte, con más opciones y cantidad de estaciones. Por su parte, el grupo Acir se quedará con tres estaciones (XERZ, XEXF y XHPQ), mientras que Activa del centro queda con dos (XERW y XEACN) cuando la XERPL se separa y, como grupo independiente abre XHRPL. Promomedios no tiene novedades y Frecuencia Modulada cambia su denominación por el de MVS Radio. Finalmente, la XEXV se cambia del grupo Radio S.A. a OIR y abre la XHXV.
Desde el inicio de los noventa se encuentran tres perfiles de trabajo de las estaciones de radio: 1) Aquellas que trabajan como en los sesenta: con una programación de canciones comerciales y locutores en vivo quienes sólo dan la hora, el título de la canción, la rúbrica y mandan a comerciales; 2) Las que tienen un perfil de los setenta, más una radio ambiental, casi todo pregrabado como una inmensa e interminable casetera, y 3) Radiodifusoras que empiezan a implementar, a fines de los ochenta, el enlace vía satélite para ofrecer una gama de programas varios, emitidos desde la ciudad de México, y que son otro atractivo del hacer y escuchar radio, donde el género informativo tiene un lugar destacado y provoca la "guerra" informativa entre las estaciones locales.
A mediados de los noventa el grupo Activa abandona su inercia de décadas y busca una renovación en su interior. Lo más destacado será que la XEACN tendrá un proyecto más ambicioso y arriesgado al tener como base una programación local basada en informativos, programas deportivos, de opinión, tomando a la ciudad como el actor que genere sus mensajes, los recibe y hace uso de ellos.
La radio hablada, que se había abandonado desde los setenta y que parecía tener un revival a principios de los noventa, nuevamente fue relegada a un papel limitado y limitante, a excepción de dos o tres estaciones o esporádicos esfuerzos por encontrar una ciudad sensible y capaz de emitir información local, la información necesaria y pertinente para sus habitantes, que desde hace décadas dejó de ser considerada de esta manera y sensible a este tipo de programación.
Los tiempos están cambiando los rostros de las ciudades y a sus pobladores. El futuro de la radio en el estado depende de moverse junto con estas transformaciones.©
Regresa al Índice de la Revista Casa del Tiempo
Regresa al Índice de la Revista Casa del Tiempo
Para comentarios o sugerencias:
webmaster@difusion.uam.mx
© Universidad Autónoma Metropolitana
Elaboración: Manuel Hernández Rosales