Lineamientos Generales para Determinar el Número Máximo de Alumnos que Podrán Ser Inscritos. Universidad Autónoma Metropolitana.

239 ___________________________________________________________________________________________________________________________________________ LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA LINEAMIENTOS GENERALES PARA DETERMINAR EL NÚMERO MÁXIMO DE ALUMNOS QUE PODRÁN SER INSCRITOS EXPOSICIÓN DE MOTIVOS 1 NOMBRE, UBICACIÓN Y NATURALEZA DEL DOCUMENTO El nombre de "Lineamientos Generales para Determinar el Número Máximo de Alumnos, que Podrán ser Inscritos en la Universidad Autónoma Metropolitana", proviene del mandato contenido en el artículo 4 del Reglamento de Estudios Superiores a Nivel de Licenciatura, que otorga entre otras, competencia al Colegio Académico para emitir Lineamientos Generales para determinar el cupo máximo de alumnos por carrera y por División; así como de la recomendación del Colegio Académico en su Acuerdo 72.7 Anexo 21 inciso e), consistente en que "el Rector General solicite los proyectos que le permitan proponer al Colegio Académico el establecimiento de Lineamientos Generales sobre el número máximo de alumnos que pueden aceptarse en cada periodo de inscripción". La necesidad de definir los Lineamientos, obedeció a la de preservar el modelo alternativo de educación que distingue a la Universidad Autónoma Metropolitana, en este sentido, el documento tiene pretensiones de conducir el crecimiento y desarrollo de la Institución. Originalmente la creación de ésta obedeció a cubrir las necesidades de educación superior que eran inminentes en la zona metropolitana y aunque las circunstancias han cambiado, el modelo universitario ha procurado mantener cifras equilibradas en la Universidad, en las unidades, en las divisiones y en las carreras. No obstante, para mantener la capacidad Rectora de la Universidad sobre su propio desarrollo, ha originado que el Colegio Académico tome una decisión política en cuanto al establecimiento de cupos máximos, a través de los presentes Lineamientos, cumplimentando simultáneamente una disposición reglamentaria imperativa. Aunque la intención de los Lineamientos es planear el crecimiento de las divisiones y de las carreras para conservar el modelo universitario, el número de alumnos no debe determinarse por la capacidad de servicio administrativo ni por la infraestructura instalada, sino por razones académicas. Las cifras para la Universidad, las unidades, las divisiones y las carreras, se establecerán desde la perspectiva de los estudios a nivel de licenciatura, en dichas cifras, sin embargo, incide el número de alumnos inscritos en posgrado. En lo que se refiere a estos estudios, se estimó conveniente estimular los mismos a fin de lograr una proporción importante en relación con el número de alumnos inscritos a nivel de licenciatura, constituyendo aquéllos el instrumento idóneo para la formación y retroalimentación de recursos humanos en una Universidad como la nuestra que tiene como característica el contar con profesores-investigadores. Esta característica, propia de los miembros del personal académico difiere de las instituciones de educación superior donde se delimitan claramente los docentes de los investigadores, ubicados en facultades e institutos, respectivamente. En nuestra Institución, la asignación de obligaciones docentes se compagina con las cargas de investigación y esta concordancia se refleja en la matrícula escolar. Así, el procedimiento que se establece en los Lineamientos se inicia a partir de que el Colegio Académico determina el número máximo de alumnos de licenciatura para la Universidad y las unidades. A su vez, los Consejos Académicos, a partir de los cupos fijados para cada Unidad, determinarán el número máximo de alumnos para cada División. Por último, los Consejos Divisionales determinarán el número máximo de alumnos por carrera. Los objetivos que se pretendieron lograr con la aprobación de este documento fueron los siguientes: a. Ubicar normativamente y definir en forma exhaustiva cuáles son los criterios y los factores que han de considerar los órganos colegiados académicos, para determinar en forma homogénea el número máximo de alumnos que van a inscribirse en cada carrera y el cupo máximo de cada División y de cada Unidad. b. Orientar el ejercicio de las competencias de los órganos colegiados. c. Cumplir las guías u orientaciones contenidas en las Políticas Generales, especialmente las referidas a docencia y planeación. d. Conseguir un desarrollo armónico y equilibrado de las carreras, las divisiones y las unidades basado en las particularidades de organización académica de éstas últimas. e. Racionalizar y optimar el uso de los recursos con los que cuenta la Institución a través del equilibrio entre los recursos disponibles y el número de alumnos atendidos. Asimismo, se consideró que con la aprobación por parte del Colegio Académico de los presentes Lineamientos Generales, se definiría con mayor precisión el proceso para determinar el número máximo de alumnos que podrán ser inscritos en cada carrera, en cada División y en cada Unidad, conforme a las disposiciones contenidas en la legislación universitaria, sin vulnerar el ejercicio de las competencias orgánicamente establecidas. La producción legislativa que constituye al marco jurídico de la Universidad se manifiesta a través de diferentes expresiones, una de éstas son los llamados "lineamientos". Este término ha tenido un uso irregular ya que adquiere diversas connotaciones y aparece disperso en la legislación vigente. Aun cuando el término "lineamientos", se encuentra en la legislación ya sea como generales o como particulares, de la misma se desprende que al referirse a los primeros son contemplados en forma similar a las disposiciones de aplicación general, a que alude la fracción II del artículo 13 de la Ley Orgánica, mientras que los segundos se refieren fundamentalmente a materias que inciden en el desarrollo y funcionamiento de las divisiones, por tanto, su ámbito de validez es más restringido. Los enunciados de este documento contienen disposiciones generales que respetan las del orden jurídico nacional y universitario, guardando una relación de jerarquía con este sistema, su naturaleza jurídica difiere de la de un reglamento porque se encuentran subordinados a él, en tanto el reglamento es un conjunto de normas de carácter general, los lineamientos son entendidos como un conjunto reducido de normas que se expresan en criterios y factores cuya aplicación es obligatoria, aunque permiten cierta flexibilidad.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDU3NjI=