Previous Page  2 / 10 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 2 / 10 Next Page
Page Background

230

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

3.2 Políticas de docencia

La concurrencia disciplinaria, identificada como la colaboración e intervención de diversas disciplinas en el tratamiento integral de

una situación problemática, también estuvo presente en los contenidos de las Políticas de Docencia; en éstas, se resaltó

especialmente que el proceso de enseñanza-aprendizaje constituye el espacio en el cual se manifiesta el principio constitucional

del libre examen y discusión de las ideas por parte de quienes intervienen en dicho proceso. Dos de las preocupaciones

fundamentales fueron: vincular el proceso de enseñanza-aprendizaje con las tareas de investigación y dar cumplimiento al

objetivo establecido en la Ley Orgánica de formar profesionales de acuerdo con las necesidades de la sociedad.

Se precisó que las organizaciones a las que se alude en la Política 2.11 pueden ser internas y externas. En el primer caso son las

que se definen en el artículo 3 del Reglamento Orgánico: Unidad, División, Departamento y Área.

El Colegio Académico consideró conveniente calificar con el término “activa” a la participación de los alumnos en el proceso de

enseñanza-aprendizaje, para destacar el hecho de que no sólo se pretende la asistencia del alumno a las aulas para escuchar al

profesor, sino a la acción participativa de ambos en el desarrollo de los programas de las unidades de enseñanza-aprendizaje.

Se estimó que debía señalarse, respecto a la docencia, que las Políticas referidas en esta función comprenden los planes y

programas de estudio de licenciatura y de posgrado.

3.3 Políticas de preservación y difusión de la cultura

Al establecer las Políticas relativas a esta otra función básica de la Universidad, el Colegio Académico decidió manifestar una vez

más la vocación institucional de servicio establecida en la Ley Orgánica. Así, se promueve la difusión y preservación de los

elementos culturales que fortalezcan a la nación y contribuyan a la construcción de una sociedad más justa.

Dentro de este rubro, se precisó que algunas de las actividades que desarrollan las divisiones no pueden enmarcarse dentro de

las tres funciones descritas en la Ley Orgánica y sin embargo son relevantes a pesar de que los resultados materiales de algunas

de ellas no tienen las manifestaciones tradicionales, a través de publicaciones o reportes. En este sentido, la Política 3.7 tiene

pretensiones de rescatar las actividades de creación artística que desarrollan principalmente las divisiones de Ciencias y Artes

para el Diseño y los departamentos de Humanidades.

19

En otro ámbito, las presentes Políticas no sólo orientan la producción editorial de libros, revistas, folletos y otros medios impresos,

contemplan además, otro tipo de materiales no impresos como libros grabados en cassettes, cintas legibles por computadora,

programas de cómputo, revistas y libros electrónicos, películas, videos, transparencias, multimedia y, en general, materiales en

medios ópticos y otros que se crearen por nuevas tecnologías.

3.4 Políticas de extensión universitaria

Este apartado se constituyó con las Políticas relativas al Servicio Social y a la Extensión Académica. Al respecto, el Colegio

Académico decidió precisar una vez más que la actividad de servicio debe estar incorporada a los planes y programas de estudio,

programas y proyectos de investigación y a los planes, programas y proyectos de preservación y difusión de la cultura y que el

servicio no es una función diferente a las determinadas en la Ley Orgánica.

Las Políticas de Extensión Universitaria, se concibieron fundamentalmente como el conjunto de pronunciamientos relativos a dos

actividades que se encuentran estrechamente vinculadas con las funciones básicas de la Institución y que, dada su importancia y

especificidad, merecen un tratamiento independiente.

Los eventos académicos a los que se refiere la Política señalada con el número 4.2.2 son los congresos, simposios, coloquios,

mesas redondas, etc., en los que se genere comunicación de las actividades académicas realizadas en la Institución o en otras

instituciones nacionales o extranjeras.

3.5 Políticas de gestión universitaria

La inclusión de Políticas relativas a la Gestión Universitaria obedeció a la importancia fundamental que esta actividad reviste para

el cumplimiento del objeto de la Universidad. La gestión universitaria se entendió como el conjunto de actividades no

estrictamente académicas, indispensables para el cumplimiento de éstas, cuya responsabilidad está a cargo de órganos

colegiados, órganos personales, instancias de apoyo y de grupos de profesionales que conforman la administración central y la

de las unidades.

Dentro de este apartado se consideró relevante orientar la planeación institucional con el propósito de unificar los esfuerzos a

través de programas en los que se defina claramente cómo se puede cumplir con las funciones institucionales básicas. Asimismo,

el Colegio Académico destacó la importancia de evaluar las actividades institucionales y de decidir, con fundamento en los

resultados de la evaluación, la pertinencia de continuarlas o modificarlas. Con estos propósitos, se estableció aquí una política de

evaluación aplicable a todos los demás rubros del documento.

La alta proporción a la que se alude en la Política 5.1.7 tuvo como referencia una proporción semejante o mayor a la que

actualmente tiene la conformación del personal académico de esta Universidad. Los requerimientos pedagógicos mencionados

en la Política 5.1.8, son los relativos al tipo de trabajo a desarrollar, número de profesores que participan, material didáctico y

demás aspectos vinculados con los objetivos programáticos de las unidades de enseñanza-aprendizaje.

En las Políticas Financieras se decidió destacar que la Política 5.2.5 de este rubro se refiere a todos los servicios escolares

vinculados estrechamente con la función de docencia y por los cuales la Universidad requiere cuotas o pago de derechos; tales

servicios, a manera ejemplificativa, son los siguientes: trámites de admisión, colegiaturas, inscripciones, certificaciones,

constancias, revisiones de estudios, revalidaciones, evaluaciones de recuperación, duplicación de credenciales, etc. En las

orientaciones relativas a este aspecto, siempre estuvo ajeno el ánimo de lucro pues la pretensión fundamental fue que el alumno

participe adecuadamente en los costos de su formación. Asimismo, se precisó que el apoyo financiero es una de las formas a

través de las cuales la Universidad puede sostener la inscripción planeada y la permanencia de los estudiantes que se

encuentren en dificultades económicas para enfrentar un eventual aumento en las cuotas por servicios escolares.