Previous Page  2 / 6 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 2 / 6 Next Page
Page Background

250

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

3

ESTRUCTURA DEL DOCUMENTO

Estas Políticas Operacionales se expresaron en dos grandes apartados referidos a las acciones de evaluación y fomento de la Áreas

de Investigación y se desglosa cada uno de ellos en indicadores, criterios y mecanismos para llevar a cabo las acciones aludidas.

3.1 Evaluación

Estas Políticas Operacionales orientan la evaluación que debe efectuar el órgano colegiado académico competente para

determinar la pertinencia de crear un Área; verificar el grado de trayectoria académica y la consecución de objetivos; y tomar las

decisiones pertinentes para modificar, fomentar o suprimir áreas. La evaluación de las áreas, de acuerdo con lo previsto en el

Reglamento de Planeación, deberá ser periódica y referida a su desarrollo y permanencia. De los resultados obtenidos proponer,

en su caso, las alternativas de decisión.

3.1.1 Objeto de las áreas

Se enfatizaron como criterios para la evaluación, la claridad que debe existir en el objeto del Área, así como la relevancia

institucional, científica y social, considerándose imprescindibles para la creación y decisivos para su supresión.

Por otra parte, se consideró fundamental procurar que los integrantes de las áreas se identifiquen alrededor de un mismo

objeto de investigación temático o disciplinario y tengan como voluntad central la generación de conocimientos.

Se enfatizó además, la necesidad de que existiera concordancia del nombre, objeto y objetivos del Área respecto al

espacio institucional en que se encuentra ubicada.

3.1.2 Planta académica

El documento recoge las prácticas positivas que han imperado en la Institución y pretende eliminar las no funcionales.

Entre estas últimas, resalta la práctica inadecuada que propicia se desvanezcan los grados de responsabilidad entre las

categorías de asistente, asociado y titular; en este sentido, se consideró necesario no fomentar la práctica reiterada de

asistentes que se encargan de dirigir proyectos de investigación ya que formalmente por su categoría carecen de

experiencia, formación y trayectoria académica para desarrollar una actividad reservada a los titulares y a los asociados.

Entre las orientaciones sobre la planta académica, se destacó la necesidad de contar en las áreas con un núcleo básico

de profesores de carrera, determinado en su número y composición por el órgano colegiado académico competente. Es

deseable la integración de las áreas de estos profesores que posean, entre otras características señaladas en las

Políticas Operacionales, resultados demostrados en el campo de conocimiento, experiencia en organización de

investigación y formación de recursos humanos para propiciar una operación eficiente de las actividades de investigación

que se realizan en las áreas.

En ese sentido, se consideró la pertinencia de que este núcleo de profesores sea además, de carrera por tiempo

indeterminado, característica que implica un mayor compromiso institucional y que deben estar presentes en los líderes

de las áreas.

Se estableció como una pretensión, lograr la permanencia de un número suficiente de profesores con características

adecuadas para consolidar las áreas como estructuras universitarias idóneas, para lo cual en la curricula de los miembros

del personal académico deberán apreciarse los elementos necesarios para avalar su integración y permanencia en el

Área. La directriz que estuvo presente fue que la planta académica del Área cuente con investigadores altamente

calificados que puedan influir positivamente en la formación de quienes inician sus trayectorias académicas y propiciar así

la reproducción y permanencia de estos espacios de investigación.

La investigación colectiva y sus resultados dependerán de los integrantes del Área, considerando las funciones y los

grados de responsabilidad correspondientes a sus categorías académicas, escolaridad, capacidad y experiencia.

3.1.3 Planes de actividades

Se consideró relevante la reflexión colectiva en el proceso de intercambio, mismo que deberá vincular la investigación con

la docencia a través de los planes de actividades de las áreas y los planes de estudio a nivel de licenciatura y de

posgrado. En este mismo sentido, se manifestó la preocupación de relacionar, en su caso, las actividades de

investigación de los miembros de las áreas con las de investigación que realizan los alumnos, en las distintas formas

académicas de comunicación de resultados, como son los proyectos terminales y las tesis de posgrado, entre otras.

También deberá prever la difusión de los resultados parciales o finales de los proyectos de investigación a cargo del Área.

Asimismo, abrir los espacios fundamentales necesarios para la discusión e intercambio de experiencias entre sus

integrantes que contribuyan al desarrollo de las investigaciones, así como a la organización del trabajo académico.

Otros criterios fueron el de fomentar la superación académica y la actualización permanente de los profesores adscritos al

Área, a través de la obtención de grados académicos y del intercambio con otras instituciones con el fin de prever la

formación de nuevos líderes para el fortalecimiento de las áreas. Se consideró conveniente además, la incorporación de

alumnos a las actividades de investigación y reforzar éstas mediante la participación de profesores visitantes.

3.1.4 Producción académica

Entre los criterios considerados importantes para la evaluación de las áreas y determinantes para su permanencia, se

señalaron los relativos a la trayectoria académica, destacando el grado de consecución de objetivos planteados para un

periodo determinado; la producción conjunta de los miembros; su aportación al conocimiento original; la difusión de sus

productos en medios sujetos a arbitraje; su participación en redes de intercambio académico; en proyectos de

investigación multi e interdisciplinarios y la coordinación de las actividades del Área con los planes y programas de

estudio.

Se consideró relevante señalar la importancia de la vinculación directa de las actividades de investigación de los

integrantes de las áreas en el desarrollo de los planes y programas de estudio, los cuales se ven enriquecidos a través de