1 / 6 Next Page
Information
Show Menu
1 / 6 Next Page
Page Background

243

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

POLÍTICAS OPERACIONALES SOBRE CUMPLIMIENTO, EVALUACIÓN Y FOMENTO DE PLANES Y

PROGRAMAS DE ESTUDIO DE POSGRADO

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

1

NOMBRE, OBJETO Y MARCO AXIOLÓGICO

El documento "Políticas Operacionales sobre Cumplimiento, Evaluación y Fomento de Planes y Programas de Posgrado" se

fundamenta en la competencia del Colegio Académico establecida en el Reglamento de Planeación para emitir políticas operacionales.

El objeto de las Políticas Operacionales conforme a la Exposición de Motivos del Reglamento mencionado, es "...concretar las Políticas

Generales de la Institución, en forma cuantitativa, personal, temporal o material y también servir de guía de acción a los demás órganos

e instancias de la Institución".

Las Políticas Operacionales, al igual que las Políticas Generales, son guías de acción que pretenden facilitar la coordinación de las

actividades académicas y administrativas de la Universidad para mantener coherencia en la organización y en las decisiones

institucionales; su constitución y su fuerza directiva provienen de la autoridad política y moral de quien las emite, de las virtudes de sus

contenidos y de su utilidad para las tareas de planeación.

El marco axiológico de las Políticas Operacionales está conformado por las Políticas Generales y las disposiciones legislativas que

orientan las actividades de la Universidad hacia la consecución de su objeto, como es la Ley Orgánica y la reglamentación expedida

por el Colegio Académico; en este sentido, las presentes políticas están supeditadas al Reglamento de Estudios de Posgrado. Como

parte de ese marco axiológico también se consideraron los objetivos de los planes y programas de estudio de posgrado autorizados por

el Colegio Académico en los cuales prevalece la pretensión de formar recursos humanos para la búsqueda de conocimientos

originales.

2

METODOLOGÍA PARA FORMULAR POLÍTICAS OPERACIONALES EN LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA

Para la formulación de Políticas Operacionales es conveniente derivar, a partir de una o varias Políticas Generales, con la mayor

precisión posible, una idea-acción que permita guiar el ejercicio de las competencias de órganos e instancias de la Universidad y

evaluar sus resultados.

Las Políticas Operacionales se expresan en indicadores y criterios. Los indicadores son descripciones que caracterizan a un

determinado universo de discurso. Los criterios son pautas para calificar a los indicadores y pueden ser cuantitativos o cualitativos; en

los primeros, se utilizan medidas numéricas y es posible construir una jerarquía de intervalos para calificar el objeto de análisis; en los

criterios cualitativos, la calificación se practica con el uso de palabras tales como "suficiente", "bien equipado", "adecuado",

"satisfactorio", "eficiente" y otras en una jerarquía en la cual no existen rangos numéricos, sino valores que se estiman pertinentes para

ubicar la realidad en estudio.

Un propósito metodológico es construir un sistema de Políticas Operacionales con las características propias de un sistema: completo,

consistente y no redundante. De esta manera se pretende tener la certeza de que la evaluación practicada con base en las Políticas

Operacionales será justa y objetiva desde el punto vista de la consideración de los indicadores y criterios.

La información veraz, completa y oportuna sobre los indicadores y la evaluación del universo de discurso a través de la aplicación de

los criterios permiten definir las medidas conducentes para fomentar, modificar o cancelar los programas respectivos. Uno de los

propósitos de las Políticas Operacionales es orientar la búsqueda de la excelencia en todas las actividades universitarias y expresar un

compromiso para mejorar en forma continua, en virtud de la aplicación de medidas oportunas, adecuadas y pertinentes.

3

ESTRUCTURA DEL DOCUMENTO

La formulación de Políticas Operacionales contiene guías de acción expresadas fundamentalmente en criterios e indicadores referidos

a la planta académica, a la productividad en investigación, a los alumnos, a la infraestructura de apoyo, a la administración, a los

planes y programas y a la evaluación y fomento.

Las Políticas Generales relacionadas con fomentar la participación de alumnos en actividades de investigación; impulsar la superación

del personal académico a través de estudios de posgrado; procurar la publicación de los resultados de investigación; incorporar al

proceso de enseñanza-aprendizaje la concurrencia disciplinaria y sus características; enriquecer la docencia con proyectos y

resultados de las investigaciones realizadas en las áreas; evaluar continuamente el proceso de enseñanza-aprendizaje; mantener

actualizados los planes y programas de estudio, evaluarlos y establecer las medidas conducentes y mantener una alta proporción de

profesores de carrera por tiempo indeterminado, fueron la base para la elaboración de este documento de planeación, en tanto se

refieren, directa o indirectamente, a diversos aspectos de los estudios de posgrado.

Entre las orientaciones sobre la planta académica se señala que el 85% de los profesores en doctorado y el 75% en maestría que se

involucren en la operación académica de los posgrados será de tiempo completo por tiempo indeterminado; esta orientación se

establece con el fin de garantizar la permanencia de un número suficiente de profesores con características adecuadas para impartir

eficientemente el programa respectivo. El otro 15% y 25%, respectivamente, se integrará con profesores visitantes, catedráticos

temporales y personal académico de medio tiempo, tiempo parcial y de apoyo que puedan reforzar áreas específicas del posgrado.

Asimismo, se indica que en las maestrías y en las especialidades el 60% de los profesores tendrán el grado de doctor y en los

doctorados el 100%. En este sentido se consideró pertinente explicar, como principio, que el profesor deberá tener al menos el grado

que se otorga en los estudios que imparte. Una excepción a este principio es el profesor que, con una amplia experiencia académica

adecuada para avalar su participación en la impartición de los posgrados, posee sólo el título de licenciatura. Esta idea es también

aplicable a los maestros para involucrarse en los programas de doctorado. En todo caso, la directriz es que la planta académica se

integre con profesores-investigadores altamente calificados, porque se pretende una formación de recursos humanos en los diferentes

posgrados y facilitar el cumplimiento de los objetivos de cada plan y programa de estudio.

Por otra parte, la idea de asignar cargas de trabajo en el nivel de licenciatura a los profesores de la planta académica de los posgrados

es con el fin de favorecer la mejor preparación de los alumnos de licenciatura. Para cumplir con esta idea-acción se requiere una

adecuada planeación académica.