Políticas Operacionales sobre la Producción Editorial que Incluye Mecanismos de Evaluación y Fomento, Respecto de Edición, Publicación, Difusión y Distribución. Universidad Autónoma Metropolitana.

Políticas Operacionales sobre la Producción Editorial que Incluye Mecanismos de Evaluación y Fomento, Respecto de Edición, Publicación, Difusión y Distribución. Universidad Autónoma Metropolitana.

257 ___________________________________________________________________________________________________________________________________________ LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA POLÍTICAS OPERACIONALES SOBRE LA PRODUCCIÓN EDITORIAL QUE INCLUYE MECANISMOS DE EVALUACIÓN Y FOMENTO, RESPECTO DE EDICIÓN, PUBLICACIÓN, DIFUSIÓN Y DISTRIBUCIÓN EXPOSICIÓN DE MOTIVOS 1 NOMBRE Y OBJETO DE LAS POLÍTICAS OPERACIONALES Acorde con lo previsto en la Exposición de Motivos del Reglamento de Planeación, con las Políticas Operacionales se pretende concretar las Políticas Generales de la Universidad relativas a la preservación y difusión de la cultura y adicionar a estas otras sobre la misma materia. Como el nombre más adecuado para su identificación se consideró el de “Políticas Operacionales sobre la Producción Editorial que Incluye Mecanismos de Evaluación y Fomento, Respecto de Edición, Publicación, Difusión y Distribución”, la función de las mismas es orientar a los órganos e instancias en cómo, cuándo y quiénes cumplirán esas Políticas. 2 METODOLOGÍA PARA FORMULAR LAS POLÍTICAS OPERACIONALES Con las Políticas Operacionales se pretende garantizar que las publicaciones de la Universidad constituyan fundamentalmente un medio de apoyo a las actividades sustantivas de la misma. Asimismo, establecer las bases para orientar en forma objetiva la planeación, operación y la evaluación institucional de la actividad editorial. 3 ESTRUCTURA DEL DOCUMENTO Los trabajos que originaron las presentes Políticas Operacionales, derivaron de la consulta a la comunidad universitaria, relacionada con el análisis de la problemática de la producción editorial de la Universidad encomendado a una comisión integrada para tal efecto. Dicho análisis proporcionó un diagnóstico objetivo de la situación que prevalecía en las actividades editoriales de la Institución y mostró significativamente las deficiencias y prácticas inadecuadas de las mismas. El diagnóstico sobre el estado que guardaba la actividad editorial en su conjunto, reflejó una serie de problemas consistentes en: a) La carencia de políticas editoriales expresas, ya que las únicas orientaciones que existían eran las de las Políticas Generales de Preservación y Difusión de la Cultura y una diversidad de lineamientos emitidos por los Consejos Divisionales, con los cuales resultaba imposible precisar mecanismos y criterios generales que garantizaran la calidad de los procesos editoriales de la Universidad; b) La tendencia a la publicación de materiales producidos internamente; c) La falta de criterios de evaluación académica de los materiales susceptibles de publicación y la consecuente heterogeneidad en las formas de organización y procedimientos de operación con una dispersión de responsabilidades y competencias para la selección de materiales, la producción y la distribución; d) La ausencia de comités y consejos editoriales y de los criterios para su integración; e) La ausencia de procedimientos idóneos para mantener la alta calidad y eficacia de los procesos de producción y distribución; f) La falta de profesionalización de los procesos de producción y distribución; g) La falta de criterios de distribución; h) La dedicación de los profesores a actividades editoriales en detrimento de las funciones que les compete realizar; la participación exclusiva de miembros del personal académico internos y ausencia de externos en los procesos editoriales; i) La dudosa pertinencia y escaso impacto de algunas publicaciones de la Universidad en el ámbito nacional e internacional; j) La repercusión negativa en la imagen institucional; k) Los altos costos de impresión o reproducción a consecuencia de la proliferación de publicaciones y el financiamiento casuístico. La situación problemática detectada facilitó el trabajo de la comisión que abordó la elaboración de las Políticas Operacionales, a través de su sistematización, análisis y discusión. Se propusieron soluciones de tipo operativo que redujeran la problemática, de tal manera que las Políticas Operacionales se expresaron en indicadores y criterios, que condujeran por los cauces institucionales deseados a las actividades relacionadas con la producción editorial. El documento se integró con los siguientes indicadores: líneas editoriales, consejos y comités editoriales; producción y distribución editorial; y evaluación y fomento. Los criterios permitieron calificar esos indicadores en forma cualitativa y cuantitativa. 3.1 Líneas editoriales, consejos y comités editoriales Para los efectos de las Políticas 1.2 a 1.6 las Políticas Operacionales de Producción Editorial reconocen las líneas editoriales en la Institución e incluyen los mecanismos para su evaluación y fomento. Asimismo, en esta proyección se consideró la conveniencia de que los órganos colegiados académicos procuren dentro del ámbito de su competencia, establecer los mecanismos y procedimientos para dar a conocer a la comunidad universitaria la creación, promoción, apoyo o supresión de líneas editoriales, entre los cuales podrían considerar la consulta previa a la comunidad. Se estimó conveniente acotar los productos que comprendería cada ámbito de las líneas editoriales con las cuales se pretende promover y apoyar las funciones de docencia e investigación, en el caso de material de apoyo a la docencia, deberán incluirse los paquetes didácticos, las notas de curso normal y especial, las antologías comentadas, los libros de texto, etc. Para el ámbito de avances y resultados de investigación se considerarán prioritariamente aquellos resultados que constituyan una aportación original en un campo del conocimiento. En otro ámbito, las presentes Políticas Operacionales no sólo orientan la producción editorial de libros, revistas, folletos y otros medios impresos, contemplan además, otro tipo de materiales no impresos como libros grabados en cassettes, cintas legibles por computadora, programas de cómputo, revistas y libros electrónicos, películas, videos, transparencias, multimedia y, en general, materiales en medios ópticos y otros que se crearen por nuevas tecnologías. En la integración de los consejos y comités editoriales se recoge la práctica de los que existían en la Institución creados por los Consejos Divisionales o por el Rector General y los Rectores de Unidad; sin embargo, el espíritu que prevaleció en las

RkJQdWJsaXNoZXIy NDU3NjI=