Previous Page  2 / 10 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 2 / 10 Next Page
Page Background

70

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

Aunque la Universidad se organiza bajo un régimen de desconcentración funcional y administrativa, para fortalecerla como persona moral

única, asegurar y mantener la debida coherencia en determinadas decisiones administrativas, se crea la Junta Administrativa integrada por

el Secretario General, los secretarios de unidad y el Tesorero General, con la calidad de miembros; por el Abogado General, y dos

asesores como máximo, designados por el Secretario General para cada uno de los procedimientos, que deben ser especialistas en la

materia, quienes serán considerados como participantes técnicos. A esta Junta podrá asistir el Contralor cuando lo considere conveniente,

quien en su condición de observador podrá formular recomendaciones relacionadas con sus competencias reglamentarias.

En cuanto a los comités, se integrará uno por la Rectoría General y uno por cada unidad universitaria, independientemente del

procedimiento de adjudicación de que se trate; al igual que en el caso de la Junta Administrativa, se compone con miembros y participantes

técnicos, en los que también podrá participar el Contralor, por lo que los coordinadores de los comités deben informarle de todas las

reuniones que se celebren.

Los procedimientos de adjudicación se definieron en consideración a montos máximos de recursos económicos cuantificados con base en

el salario mínimo general para el Distrito Federal, vigente en la fecha en que inicie el procedimiento para la contratación correspondiente;

para ello se realizó un diagnóstico de los diferentes procedimientos realizados en las unidades y en la Rectoría General, retrospección que

permitió determinar la viabilidad de la integración y funcionamiento de los comités y de la Junta Administrativa.

Para el caso de la adjudicación directa se prevén dos vías a seguir, una cuando la contratación sea hasta por 250 veces el salario mínimo y

la otra cuando sea mayor a esa cantidad y hasta por 7,000 veces el salario mínimo. En la adjudicación por Junta Administrativa también se

establecen dos concursos distintos, invitación a por lo menos tres personas inscritas en el padrón, cuando el monto del contrato sea mayor

de 70,000 y hasta 100,000 veces el salario mínimo, y licitación pública cuando sea mayor de 100,000, aunque la Junta cuenta con la

atribución para realizar una adjudicación directa, independientemente del monto del contrato, siempre que la decisión se justifique en los

términos indicados en este Reglamento.

Como parte de los procedimientos de adquisición de bienes o servicios, se regulan las condiciones básicas que deben observarse para

recibir donaciones, aun cuando la celebración de estos contratos no implique ejercer recursos presupuestales; asimismo, la competencia

de los comités y de la Junta Administrativa para valorar y dictaminar la pertinencia de las donaciones que se gestionen para la Universidad

complementa la facultad del Patronato en esta materia, aunque también puede ejercerse de manera independiente cuando cualquier

persona ofrezca la transferencia de bienes o servicios mediante esta figura jurídica.

Con el propósito de mantener un mejor control del registro de los contratistas, proveedores y prestadores de servicios, así como el

conocimiento de la Universidad en su conjunto sobre las condiciones del desempeño y resultado de la ejecución de los contratos

celebrados, se contará con un solo padrón que será integrado y administrado por la Secretaría General, en el que se reflejará el resultado

de las evaluaciones que en cada caso realicen las secretarios de unidad o la Secretaría General.

En el procedimiento de Adjudicación por Junta Administrativa se destacan tres elementos: la condición de realizar una evaluación integral y

ponderada de las propuestas; la posibilidad de convocar, cuando lo considere conveniente, a las personas que hayan presentado

propuestas evaluadas como solventes, para que asistan a una entrevista con los demás concursantes para analizar la posibilidad de

mejorar las propuestas, en el entendido de que si no concurren no será un elemento para descalificarlas, y la posibilidad de que los

participantes que sean descalificados en las licitaciones públicas interpongan el recurso de inconformidad.

REFORMA RELACIONADA CON LA ESTRUCTURA Y DENOMINACIÓN DEL REGLAMENTO

(Aprobada por el Colegio Académico en la Sesión No. 365, celebrada los días 7, 8 y 9 de noviembre de 2013).

El motivo principal de esta reforma es preservar la eficacia del régimen de desconcentración funcional y administrativa bajo el cual se

organiza la Institución, así como la competencia del Patronato para autorizar la adquisición de los bienes que se requieren para las

actividades de la Universidad, condiciones determinadas desde nuestra Ley Orgánica y que ahora se reflejan en los artículos 6, 9, 22 y 45

de este Reglamento, a fin de que dicho órgano colegiado ejerza la competencia referida antes de dar inicio o continuar con los

procedimientos de adjudicación respectivos, para lo cual deberá emitir los lineamientos correspondientes y presentarlos al Colegio

Académico cada vez que los modifique.

Para mantener coherencia reglamentaria entre las facultades del Patronato, Tesorero General y Contralor, se le otorga al Tesorero General

la calidad de miembro en el Comité de la Rectoría General, así como en los comités de las unidades universitarias a través de un

representante, y al Contralor, la calidad de participante técnico en la integración de la Junta Administrativa y de los comités.

Otro de los ejes de esta reforma tiene que ver con un cambio conceptual y estructural desde el objeto de este Reglamento, ya que en lugar

de los “procedimientos para la contratación” ahora se establecen “modalidades para la adjudicación” de obras y servicios relacionados con

las mismas, adquisición de bienes, arrendamientos de muebles e inmuebles, así como para la prestación de servicios, las cuales pueden

realizarse mediante asignación directa, invitación y licitación pública, en función de los montos previstos para cada modalidad y por quien

deba realizarla, sea el área administrativa responsable, los comités o la Junta Administrativa; asimismo, se prevén los casos de excepción

para aplicar una modalidad de adjudicación distinta, independientemente de los montos que correspondan a cada una de ellas y de quién

la realice. Por lo anterior, se consideró que el nombre que refleja de mejor manera la materia de este documento normativo es el de

“Reglamento para la Adjudicación de Obras, Bienes y Servicios”.

Con el fin de ampliar las opciones de adjudicación y eventual contratación, se suprimió el padrón de contratistas, proveedores y

prestadores de servicios, y se mantiene únicamente el registro de las personas que sean suspendidas, sancionadas o inhabilitadas para

participar en las modalidades de adjudicación.

Los demás cambios tienen por objeto mejorar y agilizar las modalidades para la adjudicación y consisten fundamentalmente en precisiones

sugeridas por las personas que han participado en las diversas reuniones de la Junta Administrativa y de los comités de la Rectoría

General y de las unidades universitarias.