Previous Page  2 / 8 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 2 / 8 Next Page
Page Background

170

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

superación académica y la permanencia de los miembros del personal académico de la Universidad.

Si bien el objetivo específico quedó determinado a nivel normativo, se consideró conveniente precisar que el otorgamiento de becas

no debe verse como una situación aislada de la Universidad, como un derecho de los miembros del personal académico o como

una facultad discrecional de los órganos o instancias de la Universidad, sino como una situación que resuelve problemas

importantes en el ámbito académico. Por otra parte, se destacó que la reglamentación contribuye a regular situaciones que se han

presentado en los departamentos, tales como descargas académicas para miembros del personal académico que cursan sus

posgrados.

Una característica de la definición de Beca es que constituye una cantidad de dinero que se otorga en préstamo al beneficiario,

situación que implica la obligación de devolver la cantidad prestada. Se consideró, que el becario debería ser relevado de la

obligación de pago por su reincorporación a la Universidad por un tiempo igual al de duración de la Beca. Con esta disposición se

pretende lograr la permanencia de los miembros del personal académico que se han superado de acuerdo con los programas

aceptados en la División.

Se insistió en la necesidad de que en la elaboración del Presupuesto de Egresos se fijen las asignaciones especiales para hacer

frente a este programa de superación académica. Con esta disposición, y decisión política fundamental, se pretende propiciar la

realización de dicho programa sin complicaciones de tipo laboral relacionadas con distribución de cargas docentes, ni

complicaciones de ejercicio o administración del presupuesto.

El procedimiento para otorgar becas a los miembros del personal académico se inicia formalmente con la elaboración, por parte de

los Consejos Divisionales, de programas en los cuales se determina la distribución de las becas entre departamentos y Áreas. Es

relevante en la elaboración de dichos programas la consideración de los juicios surgidos en las organizaciones académicas

señaladas, pues en ellas se conocen directamente las necesidades de formación y las opiniones de sus miembros. Se estimó que

la opinión de las Áreas ofrecerá una orientación idónea respecto de una de las formas de superación académica de sus

integrantes.

El procedimiento específico para el otorgamiento de becas se inicia con la emisión de una convocatoria, por parte del Director de

División, con base en el programa anteriormente elaborado por el Consejo Divisional. Se consideró adecuado dejar abierta la

posibilidad de emitir más de una convocatoria al año con la idea de otorgar todas las becas previstas en los programas de

distribución de las mismas y de evitar la pérdida de recursos financieros por su no asignación. Así, los miembros del personal

académico que reúnan los requisitos establecidos podrán presentar la solicitud conforme a los términos de cada convocatoria.

Si bien en el Reglamento no se contiene un porcentaje respecto del número de miembros del personal académico de tiempo

completo que deberían ser beneficiados por el otorgamiento de becas, sí se analizó la posibilidad real de marcar una tendencia, en

cada División, de al menos el 5% a partir del tercer año.

Según el artículo 9 del Reglamento, la convocatoria deberá contener, entre otras especificaciones, el campo de conocimiento en el

cual se realizarán los estudios; este campo de conocimiento tiene especial vinculación con los desarrollos del Área de Investigación

correspondiente. Se utilizó esta expresión para no confundir con "área de conocimiento" y "disciplina específica", expresiones con

significados particulares en la Ley Orgánica de la Universidad. Otro de los elementos de la convocatoria que merecen especial

comentario es la fecha límite de inicio de la Beca; en atención a que son diversos los inicios de los posgrados, se consideró

conveniente, para efectos de seguridad de la Universidad y de presupuesto, señalar un límite para el inicio de la Beca y estar en

condiciones de emitir las medidas convenientes si no se utilizan los recursos presupuestales cuando no se disfrute de becas ya

otorgadas.

Otro aspecto que se consideró importante aclarar, es el relativo al requisito de que el becario sea de tiempo completo y con una

antigüedad de al menos dos años ininterrumpidos como miembro del personal académico. Lo anterior significa el aprovechamiento

de académicos completamente dedicados a sus actividades, y por otro lado, que los dos años requeridos como antigüedad podrían

cumplirse en cualquier momento previo al disfrute de la Beca. El mismo lapso, deberá transcurrir para quienes después de haber

disfrutado de una Beca pretendan solicitar una nueva.

Asimismo, se estimó necesario expresar que por características académicas de la institución donde se van a cursar los estudios,

deben entenderse cuestiones, tales como nivel y prestigio académico y tiempo de existencia, entre otros. La justificación del vínculo

académico entre los estudios de posgrado y el Área deriva de la necesidad que tiene la Universidad de formar recursos humanos

en campos específicos de conocimiento.

La calificación de procedencia y el registro que realizan las secretarías académicas no implican resoluciones sobre el otorgamiento

de becas, pues estas decisiones competen exclusivamente a los Consejos Divisionales.

Los antecedentes académicos se establecen como uno de los criterios que deben ser considerados por los Consejos Divisionales

en el otorgamiento de becas. Por antecedentes académicos, deben comprenderse los señalados en el Tabulador para Ingreso y

Promoción del Personal Académico de la Universidad.

Aun cuando entre los requisitos para ser becario no se incluye estar contratado en la categoría de Asistente o Asociado, se

establece que los Consejos Divisionales considerarán preferentemente, a los miembros del personal académico con tales

categorías para el otorgamiento de becas.

Los Consejos Divisionales al emitir su resolución deberán, en caso de existir varios solicitantes idóneos para obtener la Beca,

señalar un orden de prelación. Se incluye este sistema para solucionar en forma anticipada los casos en que los miembros del

personal académico seleccionados en primer lugar tengan impedimento para disfrutar la Beca. Una acotación respecto de las

decisiones de los Consejos Divisionales fue en el sentido de considerar, además de los criterios y puntajes del Tabulador para

Ingreso y Promoción del Personal Académico, otros elementos, y hacer una valoración integral que por Reglamento debe

realizarse.

Los miembros del personal académico seleccionados como becarios por el Consejo Divisional, previo al inicio de los estudios de

posgrado, deben obtener licencia sin goce de sueldo, con todas las consecuencias de tipo laboral que son inherentes a dicha