1 / 4 Next Page
Information
Show Menu
1 / 4 Next Page
Page Background

199

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

REGLAMENTO DE DIPLOMADOS

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

1

OBJETO DEL REGLAMENTO

Se establecen los diplomados como una forma de cumplir con el objeto de preservar y difundir la cultura indicada en el artículo 2,

fracción III de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma Metropolitana. La determinación atiende a requerimientos internos y

externos en función de fortalecer las relaciones de la Universidad con el medio social y pretende constituir una opción formativa

diferente a la de los planes y programas de docencia. Esta concepción de los diplomados implica no asignarles créditos y no constituir

antecedentes académicos para estudios de posgrado.

2

CRITERIOS UTILIZADOS EN SU ELABORACIÓN

En la elaboración de este Reglamento se consideraron los siguientes criterios:

2.1 Determinación de los ámbitos de validez

En la instrumentación de este criterio formado por los ámbitos material, personal, espacial y temporal se precisó el objeto de

regulación del presente ordenamiento constituida por las diferentes actividades de los diplomados; los sujetos que participan en

los mismos, los espacios en los cuales se aplican las disposiciones y el tiempo de su vigencia, el cual es indefinido hasta su

abrogación.

2.2 Jerárquico normativo

Este criterio fue utilizado para ubicar el Reglamento en el sistema jurídico nacional y en el orden jurídico de la Universidad. Por la

aplicación del criterio se observaron las normas legales con jerarquía superior a las de este Reglamento; así, la Constitución

Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley Federal de Educación, la Ley para la Coordinación de la Educación Superior, la

Ley Reglamentaria del artículo 5o. Constitucional, su Reglamento y la propia Ley Orgánica de la Universidad.

2.3 Sistematización interna

En la elaboración del presente documento se intentó la creación de un sistema normativo sobre diplomados con el propósito de

lograr fuera completo, consistente e independiente, propósito anhelado en la elaboración de todos los reglamentos universitarios.

2.4 Reconocimiento de prácticas en la Universidad

Una de las prácticas reconocidas se relaciona con los cursos de educación continua, los cuales tienen una gran tradición

institucional y se han desarrollado de conformidad con acuerdos emitidos por el Rector General. Se recoge de esa experiencia la

política de ofrecer un servicio universitario a grupos de personas para coadyuvar en la comprensión y resolución de necesidades

sociales. En este sentido la Universidad, como institución autónoma, encuentra y fortalece una forma de vincularse con distintos

sectores de la sociedad, sin el interés de privilegiar una sola relación. Se reconoce también la existencia de solicitudes de cursos

a los cuales la Universidad ha atendido y, de acuerdo con las variables del caso, es pertinente atenderlas.

Se estimó otra práctica como es la de señalar los recursos humanos, materiales y financieros requeridos y si bien en el

Reglamento no se encuentran desagregados, sí se consideró pertinente indicar en esta Exposición de Motivos la referencia a la

elaboración de presupuestos para cursos de educación continua, convenios patrocinados y contratos de prestación de servicios

profesionales, en los cuales se incluyen gastos directos e indirectos, remuneraciones y utilidad para la Universidad. El

presupuesto así formulado servirá de base para fijar las cuotas a cubrir por los participantes y fortalecer la tendencia de, al

menos, recuperar los costos de los servicios prestados por la Universidad.

2.5 Desconcentración funcional y administrativa

Con la aplicación del criterio de desconcentración funcional y administrativa, fundamental en la organización de la Universidad, se

procuró una participación central de los Consejos Divisionales, Directores de División y Jefes de Departamento, con un amplio

margen de desarrollo de sus competencias, sin otorgar facultad de revisar sus decisiones.

3

ESTRUCTURA Y CONTENIDO DEL REGLAMENTO

Se elaboró el Reglamento en un capitulado único por tratarse de un universo de discurso sencillo y de distribución de pocas

competencias entre algunos órganos de la Universidad.

La definición de los diplomados, por la cercanía con los cursos de educación continua y los de actualización, contiene factores

distintivos en función de sus objetivos. En relación con los conocimientos particulares se omitió calificarlos, de manera que puedan

abarcar desde el nivel básico hasta el aprendizaje de formas de elaboración de objetos.

Respecto de la justificación exigida en el artículo 3 fracción VII, se consideró conveniente la presentación de un documento en el cual

se exprese la relación del diplomado con necesidades de autodeterminación y desarrollo cultural, científico, tecnológico y con la

comprensión y satisfacción de necesidades sociales.

Al no especificar el tipo de antecedentes requeridos a los participantes, se permite ese señalamiento en el programa respectivo en

relación con escolaridad o experiencia y según la materia del diplomado. La intención, en todo caso, es cumplir con los objetivos de

enriquecer la formación académica, la experiencia de trabajo o la cultura general de los participantes.

Entre los requisitos de los programas de los diplomados no se incluye alguno relacionado con evaluación a los participantes; tal

decisión se debe a la ubicación de los diplomados en la función de preservar y difundir la cultura y, en consecuencia, a la no asignación

de créditos a las actividades correspondientes; asimismo, a la finalidad perseguida, la cual supone un interés particular de quienes

aceptan el ofrecimiento de la Universidad para adquirir conocimientos en un sistema abierto sin los inconvenientes normales de verse

evaluados, sino de informarse, aprender y vincularse con la Universidad. A propósito del tema se enfatizó en la necesidad de

evaluación por la Universidad y, particularmente, por los Consejos Divisionales, conforme al artículo 34, fracción XIV del Reglamento

Orgánico de la Institución, del desarrollo de todos y cada uno de los diplomados con el propósito obvio de optimar su ofrecimiento y

aplicación o, en su caso, procurar las correcciones pertinentes.