Previous Page  16 / 68 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 16 / 68 Next Page
Page Background

94

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

El proceso de enseñanza-aprendizaje no se limita a los trabajos que el personal académico y los alumnos desarrollan en el aula o

en talleres y laboratorios, sino que se extiende a las diversas actividades, modalidades de apoyo, ambientes académicos y sociales

que fomenten su integración a la comunidad universitaria.

El cumplimiento de los objetivos de la docencia requiere la participación colectiva del personal académico, la operación y

evaluación de los planes y programas de estudio, la formación y actualización continua de ese personal, y la incorporación de

nuevas tecnologías y modalidades educativas.

2.2 Investigación

En la Universidad, la investigación tiene como propósito la generación de conocimientos científicos, tecnológicos, humanísticos, de

diseño y las artes para atender de manera propia el desarrollo del conocimiento y las necesidades y demandas de la sociedad. La

investigación es fundamental por su valor intrínseco y por su importancia estratégica en razón de su incidencia innovadora en las

otras funciones universitarias.

La investigación se realiza en los departamentos de la Universidad, principalmente a través de las áreas de investigación, dentro

de un contexto académico de carácter colectivo, disciplinario e interdisciplinario que incorpora los proyectos e iniciativas

individuales. Los proyectos de investigación individuales o colectivos deben ser de alta calidad.

Como integrantes de las áreas de investigación, concebidas como espacios académicos colectivos y dinámicos que promueven el

desarrollo individual y grupal en torno a objetos de estudio común, los miembros del personal académico participarán en los

proyectos de investigación aprobados institucionalmente. Asimismo, desarrollarán actividades académicas que favorezcan la

interacción con sus pares de otras áreas de investigación y con los alumnos que participen en sus investigaciones. Con lo anterior

se pretende crear las condiciones para desarrollar proyectos y programas de investigación en los que converjan diferentes campos

disciplinarios, con el fin de plantear soluciones integrales a problemas de gran complejidad.

Las áreas de investigación impulsarán la formación y actualización permanente de sus miembros, no sólo con el propósito de

obtener una constante superación académica, sino también para lograr una mejor vinculación entre la investigación, la docencia y

la preservación y difusión de la cultura. En este proceso, de acuerdo con su experiencia y formación, los miembros del personal

académico se incorporarán a las diversas responsabilidades propias de los proyectos del área y podrán participar en redes

académicas.

Con objeto de mantener la pertinencia y vigencia académica y social de las áreas, es esencial la participación colectiva y el

compromiso de los miembros del personal académico en la definición y aplicación de las políticas y estrategias institucionales para

evaluarlas, así como los programas, proyectos y resultados de investigación. La orientación y actualización de las investigaciones

deben estar sujetas, por parte de quienes las realizan, a una permanente evaluación basada en el conocimiento profundo de la

cambiante situación de la sociedad, de las artes, las ciencias, las humanidades, las tecnologías y el diseño.

Los miembros del personal académico comunicarán los resultados de sus investigaciones en foros académicos especializados y

harán públicos, en forma idónea, los productos finales surgidos de ellas. La calidad de las investigaciones será avalada por los

mecanismos de evaluación propios de las diversas comunidades académicas y de sus formas de publicación y difusión.

2.3 Preservación y difusión de la cultura

La Universidad también tiene por objeto preservar y difundir la cultura. Ésta se conforma por el conjunto de rasgos distintivos,

espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan una sociedad o grupo social. Como realidad dinámica, abarca

las ciencias, las artes, las humanidades, el diseño y las tecnologías, e incluye valores y comportamientos individuales y colectivos

en el marco de una cohesión social que reconoce las diferencias. También es un instrumento y resultado del desarrollo de los

individuos y de los grupos.

La participación del personal académico en los procesos de preservación, apropiación y enriquecimiento de la cultura se

materializa a través de las actividades que tienen por objeto difundir, recuperar, acrecentar, fomentar o promover, según sea el

caso:

- Los elementos que fortalezcan a la nación en el marco de la globalización y contribuyan a la construcción de una sociedad más

justa;

- Los elementos de contenido científico, tecnológico, humanístico, de diseño y las artes;

- Las expresiones y significados de las culturas populares del país y de los creadores individuales o colectivos;

- La recopilación y difusión de acervos culturales, y

- Las acciones de intercambio y colaboración con organismos e instituciones culturales.

Las actividades de preservación y difusión de la cultura se realizarán en dos ámbitos: al interior de la Institución, a través de la

creación y fortalecimiento de espacios que contribuyan al intercambio libre de ideas, creaciones y experiencias culturales que

enriquezcan la vida universitaria y la formación integral de los alumnos; al exterior, fortaleciendo la relación de la Universidad con

los diversos sectores de la sociedad mediante foros académicos, eventos culturales, servicio social y difusión de los productos de

las investigaciones y de otras manifestaciones de la actividad de los universitarios.

En el marco de estas actividades, que incluyen la pluralidad en sus orientaciones y en los destinatarios de la Universidad y de la

sociedad, se busca que el personal académico reconozca, valore y enriquezca las identidades personales, sociales y nacionales, y

refuerce el sentido histórico de la diversidad cultural de nuestro país en su proceso de inserción internacional. Además, se busca

que los universitarios desarrollen programas que contribuyan a la reducción de las desigualdades en el acceso a la cultura y al

papel que ello juega en la satisfacción de las necesidades sociales.

La Universidad, en su función de preservación y difusión de la cultura y con la participación fundamental de su personal

académico, ofrece a la sociedad servicios y bienes culturales diversos, así como una educación que transmite una visión de la

cultura como un factor de fortaleza, creatividad, vitalidad, diálogo y cohesión social.