Previous Page  9 / 34 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 9 / 34 Next Page
Page Background

15

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

3

MATERIA DE LAS REFORMAS

En virtud de la necesidad de mejorar el control del patrimonio de la Universidad, se determinaron las medidas que el referido órgano

colegiado y sus instancias de apoyo deben observar en tanto que participan de manera directa en el manejo del mismo.

La actividad financiera de la Institución se entiende como el conjunto de esfuerzos encaminados a maximizar los recursos económicos

de la Universidad y a mantener su adecuada administración a través de intermediarios financieros solventes y debidamente

constituidos, por lo que se decidió incluir, con carácter imperativo, en el artículo 16-1, fracción XI, que dicha actividad en ningún caso

deberá ser de alto riesgo ni de carácter especulativo; por lo tanto, al realizarla se procurará la mayor seguridad y oportunidad posibles.

Control eficiente del patrimonio de la Universidad se refiere a las medidas y estrategias para el adecuado manejo y aplicación de los

recursos, a través de mecanismos idóneos de supervisión, especialmente en la actividad financiera que corresponde desarrollar al

Tesorero General y que debe estar sujeta a un control permanente.

En virtud de que la facultad para expedir reglamentos es indelegable, la fracción XVI del artículo 16-1 se modificó para precisar la

atribución del Patronato de expedir sus reglas de funcionamiento.

En relación con el funcionamiento de sus instancias de apoyo, se establece la condición de que el Patronato defina, mediante lineamientos,

la periodicidad con la que el Tesorero General debe informar al Patronato y al Rector General. Con esta medida se pretende lograr un

eficaz y adecuado control de la liquidez y, por lo tanto, del patrimonio institucional. Asimismo, se consideró que el Patronato debe regular

las auditorías a efecto de establecer la periodicidad con que se debe informar a dicho órgano colegiado y al Rector General.

En cuanto a la responsabilidad que se le asignaba al Contralor para cumplir con las obligaciones fiscales a cargo de la Universidad, en su

carácter de retenedora de impuestos, la derogación obedece a la incompatibilidad formal para que la misma instancia de apoyo cumpla y

supervise ese cumplimiento; además, en la práctica son otras las instancias que realizan la retención y el entero correspondientes.

Finalmente, se homologaron los requisitos del Tesorero General con los del Contralor, en el sentido de exigir amplia experiencia

profesional en el área de su competencia para ocupar el cargo.

DE LAS REFORMAS A LOS ARTÍCULOS 60 y 62-4, RELACIONADAS CON LA FACULTAD PARA ESTABLECER EL SISTEMA

CONTABLE Y LLEVAR LA CONTABILIDAD DE LA UNIVERSIDAD

(Aprobadas por el Colegio Académico en la Sesión No. 251, celebrada el 26 de noviembre de 2003)

Con el propósito de brindar mayor certeza en el ejercicio de las facultades de administración a los diferentes órganos e instancias de apoyo de la

Universidad y, asimismo, de mejorar los procesos y controles en que participan, se consideró como punto de partida para esta reforma,

diferenciar lo que implica la administración del patrimonio que realizan las instancias de apoyo del Patronato, de la administración de carácter

general y cotidiana que corresponde principalmente al Rector General, por ser el representante legal de la Universidad, y al Secretario General.

Al respecto, una práctica institucionalmente aceptada en relación con la competencia del Patronato para administrar y acrecentar el

patrimonio de la Universidad consiste en asegurar que los recursos financieros sean destinados al uso para el cual fueron proporcionados y

que, mientras se dispone de ellos, se procure su mayor seguridad y beneficios para la Institución.

Es menester resaltar que la administración realizada tanto por el Patronato como por la Tesorería General y la Contraloría atañe

fundamentalmente a aspectos vinculados con la planeación y diseño de estrategias financieras, así como a la definición de políticas, directrices y

lineamientos relacionados con la obtención, manejo, destino, supervisión y control de los recursos patrimoniales de la Universidad.

La facultad del Secretario General para conducir las actividades administrativas de la Universidad y para coordinar las relaciones de la

administración de la rectoría general con la de las unidades universitarias, tiene un carácter más amplio y se orienta hacia la consecución de

los objetivos institucionales con la mayor oportunidad, eficiencia y eficacia posibles, por lo que para cumplir con esta responsabilidad debe

contar con el apoyo directo de las áreas especializadas en múltiples procesos administrativos y en el conocimiento de técnicas relacionadas

con el manejo de todo tipo de recursos.

En este sentido, para facilitar la conducción de las actividades administrativas que corresponden al Secretario General, se debe mantener y

asegurar una comunicación fluida con la oficina encargada de llevar la contabilidad de la Universidad, por lo que es necesario ubicarla entre

las áreas que tienen línea de acuerdo directo con dicha instancia de apoyo, por ser depositaria de una actividad complementaria e inherente

a las funciones de administración general. El Contralor conserva las facultades para establecer y mantener actualizado el sistema contable

de la Universidad, supervisar las actividades financieras y el registro contable de sus operaciones; asimismo, podrá en todo momento

solicitar la información que requiera para la revisión de los estados financieros, los informes presupuestales y de auditoría interna.

DE LA ADICIÓN DE LA FRACCIÓN IV TER AL ARTÍCULO 41, RELACIONADA CON LA POSIBILIDAD DE GESTIONAR LOS PERMISOS

PARA INSTALAR Y OPERAR ESTACIONES DE RADIO Y TELEVISIÓN

(Aprobada por el Colegio Académico en la Sesión No. 288 (Urgente), celebrada el 25 de mayo de 2007)

Con el objeto de cumplir cabalmente la función de preservar y difundir la cultura, vincular a la comunidad universitaria entre sí, y a ésta con la

sociedad, así como fortalecer los valores y acrecentar el nivel cultural de los individuos, se adicionó la fracción IV Ter del artículo 41, con lo

cual, dada la relevancia de los medios de comunicación masiva, para el cumplimiento de tales propósitos se le otorga al Rector General la

facultad de autorizar la instalación y operación de estaciones de radio y televisión para, en su caso, transmitir programas y actividades de

carácter cultural, en atención al compromiso que se tiene ante la comunidad universitaria y la sociedad en general.

DE LA ADICIÓN DEL TÍTULO CUARTO PARA REGULAR LA CREACIÓN DE UNIDADES UNIVERSITARIAS Y SU FUNCIONAMIENTO

INICIAL

(Aprobada por el Colegio Académico en la Sesión No. 341, celebrada el 17 de noviembre de 2011)

Cuando la Universidad estuvo en condiciones de aprovechar la oportunidad de expansión y crecimiento previsto en la Ley Orgánica, se hizo

evidente la ausencia de un esquema normativo explícito para la creación de unidades universitarias. Esta circunstancia tuvo un alto impacto

en los procesos de creación y puesta en marcha de las unidades Cuajimalpa y Lerma, motivo por el cual la Institución decidió abordar y

solucionar esta situación mediante una adición al Reglamento Orgánico que facilite la instrumentación adecuada de estas decisiones de

crecimiento.