Previous Page  2 / 4 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 2 / 4 Next Page
Page Background

178

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

el sentido de definir las políticas de carácter general convenientes para el desarrollo de la actividad académica y de la Institución

en su conjunto.

3

ESTRUCTURA DEL REGLAMENTO

En la estructura del Reglamento se respeta la organización académica y administrativa prevista en la Ley Orgánica y en el Reglamento

Orgánico de la Universidad. Se organiza a partir de las respuestas a preguntas centrales respecto a qué hacer con los programas de

investigación. Así, se preguntó sobre las acciones de proponerlos, aprobarlos, apoyarlos, vigilarlos, controlarlos y evaluarlos,

modificarlos y cancelarlos, fortalecerlos, informar sobre aspectos diversos, incorporar proyectos a los programas y decidir sobre los

productos del trabajo derivados del desarrollo de los programas.

Un aspecto fundamental en el conjunto de respuestas es la caracterización de los programas de investigación a partir de las exigencias

previstas en el artículo 4to., porque esos factores constituyen las variables cualitativas, al lado de la opinión de los asesores y de la

oportunidad y viabilidad de los programas, para dictaminar y, en su caso, resolver sobre la pertinencia de aprobar las propuestas.

Se estimó pertinente explicar que si el grupo de asesores emite un dictamen mediante el cual juzga que una propuesta de programa no

es idónea, desde el punto de vista científico, humanístico o artístico, el Colegio Académico resuelva lo conducente en consideración a

los términos de dicho dictamen. En todo caso, se estimó conveniente que el dictamen emitido por el grupo de asesores técnicos sea

dado a conocer al Colegio Académico a través del Rector General.

Otro momento importante en la estructura del Reglamento es el relacionado con los requerimientos de recursos propios y externos para

el desarrollo de los programas de investigación, razón por la cual se enfatiza en tres tipos de recursos: para iniciar operativamente el

programa, para cumplir objetivos a tres años y para fortalecerlos y ampliar su alcance. Los primeramente señalados deben ser

aportados por la Universidad y el tercer tipo de recursos debe provenir de apoyo externo.

Respecto del artículo 11 del Reglamento no se definió el número de integrantes del Comité, pero se estimó pertinente buscar un

equilibrio entre el máximo de participantes del programa y el de integrantes del Comité, así como un equilibrio entre las divisiones y

unidades que intervienen. Las personas involucradas para efectos de auscultación son los propios miembros del personal académico

que desarrollarán el programa, así como los órganos personales e instancias de apoyo de las unidades con intervención en la

formulación del programa de investigación.

Otro de los aspectos relevantes es el relativo a la evaluación de los programas de investigación; al respecto se establecen los criterios

a aplicar por los grupos de asesores técnicos y la necesidad de proponer recomendaciones al órgano colegiado competente de realizar

la evaluación institucional del desarrollo de los programas. Cuando se alude a que dicho órgano resolverá lo pertinente, en base al

juicio de expertos, significa que tiene competencia para determinar las consecuencias consistentes en modificar, cancelar o proponer

algunas reformas al curso de acción de algún programa de investigación. Durante el proceso de evaluación, en cualquiera de los

niveles establecidos en el Reglamento, es importante comparar los avances del programa con los objetivos y metas propuestos. Estas

disposiciones complementan las líneas principales del Reglamento de Planeación el cual es aplicable en las tareas de evaluación de

los programas de investigación.

(Aprobado por el Colegio Académico en la Sesión No. 116, celebrada los días 8 y 11 de abril de 1991)

ARTÍCULO 1

Este Reglamento tiene por objeto establecer las normas para la presentación, aprobación, administración y evaluación de los programas de

investigación en los cuales participen al menos dos unidades.

ARTÍCULO 2

Los programas de investigación serán formulados por profesores-investigadores involucrados en las temáticas correspondientes, quienes se

responsabilizarán del programa.

ARTÍCULO 3

Las propuestas de programas de investigación deberán ser avaladas por los Rectores de Unidad y los Directores de las divisiones

correspondientes quienes, en su caso, solicitarán al Rector General las proponga al Colegio Académico.

ARTÍCULO 4

En la propuesta de un programa de investigación deberá señalarse:

I

La evolución del conocimiento científico, humanístico o artístico y los principales avances de la investigación en el campo respectivo en

los niveles nacional e internacional;

II

Los objetivos generales y particulares y las metas a corto, mediano y largo plazo;

III

La justificación teórica;

IV La relación con la comprensión de problemas nacionales y su posible solución;

V

La justificación del programa en función del objeto de la Universidad y de sus Políticas Generales;

VI Los beneficios académicos estimados para las Áreas de Investigación involucradas y para los programas docentes de licenciatura y

posgrado relacionados;

VII Las principales metodologías, técnicas e instrumentos de investigación requeridos para el desarrollo del programa;

VIII Relación de proyectos de investigación con resultados satisfactorios en temas afines aprobados en los Consejos Divisionales y de los

grupos activos de investigación que se ocupan del desarrollo de los mismos, incluyendo los curricula de los integrantes;

IX Los recursos humanos, materiales y financieros considerados indispensables para garantizar el inicio de la operación del programa;

X

El presupuesto con prioridades de realización proyectado a los tres primeros años, desglosado en forma anual, para el cumplimiento de

los objetivos y metas; y

XI El presupuesto de financiamiento externo con prioridades de realización proyectado a tres años y desglosado en forma anual, para

ampliar el alcance y el fortalecimiento del programa.

ARTÍCULO 5

Corresponde al Colegio Académico aprobar y evaluar los programas de investigación, tomando en consideración el objeto de la Universidad,

sus Políticas Generales y la conveniencia institucional de llevarlos a cabo.