1 / 8 Next Page
Information
Show Menu
1 / 8 Next Page
Page Background

217

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

REGLAMENTO DE REVALIDACIÓN, ESTABLECIMIENTO DE EQUIVALENCIAS Y ACREDITACIÓN DE

ESTUDIOS DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA

EXPOSICIONES DE MOTIVOS

1

NOMBRE DEL REGLAMENTO

Según lo establece la fracción IV del artículo 3 de la Ley Orgánica, la Universidad Autónoma Metropolitana a fin de realizar su objeto,

tiene facultades para “revalidar y establecer equivalencias de estudios del mismo tipo educativo, realizados en instituciones nacionales

y extranjeras”.

En virtud de que el presente ordenamiento pretende determinar las modalidades y criterios conforme a los cuales se ejercerá dicha

competencia, además de identificar los procedimientos y las atribuciones de los órganos e instancias que en ellos intervienen, se

estimó que el nombre más apropiado para identificarlo era el de “Reglamento de Revalidación, Establecimiento de Equivalencias y

Acreditación de Estudios de la Universidad Autónoma Metropolitana”.

2

CRITERIOS UTILIZADOS EN SU ELABORACIÓN

2.1 Ámbitos de validez

A través de la utilización de este criterio fue posible delimitar con precisión el universo de discurso que abarca el Reglamento. De

esta manera, se determinó a qué miembros de la comunidad universitaria les corresponde participar en los diversos momentos

procesales que comprende la revalidación, el establecimiento de equivalencias y la acreditación de estudios; entre otros, los

Consejos Divisionales, los Directores de División, el Secretario General y los solicitantes. Asimismo, se precisó que la materia de

regulación del presente ordenamiento se constituye por las diferentes actividades que integran los procedimientos de

revalidación, establecimiento de equivalencias y acreditación de estudios; dichos procedimientos comprenden las etapas relativas

a la presentación de solicitudes de los interesados; la calificación de procedencia que realiza la Secretaría General; el dictamen

de las comisiones divisionales y la resolución de los Consejos Divisionales y el consecuente registro escolar a cargo de la

Secretaría General.

Como parte importante de este criterio, se precisó que la aplicación del Reglamento se circunscribe a los diversos espacios que

constituyen el ámbito universitario y que sus disposiciones estarán vigentes hasta que el Colegio Académico instrumente su

derogación o abrogación mediante los mecanismos correspondientes.

2.2 Jerárquico normativo

Este criterio permitió ubicar las disposiciones normativas del Reglamento dentro del propio orden legislativo que autónomamente

la Universidad se ha dado y dentro del sistema jurídico nacional. En su aplicación se observó un respeto por las normas legales

con jerarquía superior a las del Reglamento, especialmente las de la Constitución, Ley Federal de Educación, Ley para la

Coordinación de la Educación Superior y la propia Ley Orgánica de la Universidad. Asimismo, se tomaron en cuenta los demás

ordenamientos de la misma jerarquía expedidos por el Colegio Académico, especialmente se consideraron los contenidos del

Reglamento de Estudios Superiores a Nivel de Licenciatura y del Reglamento de Estudios de Posgrado, con los cuales se

pretendió lograr una relación sistemática, prevaleciendo la especialidad del presente Reglamento en la materia que regula.

2.3 Congruencia interna

Este criterio fue aplicado para dar respuesta a una de las exigencias de racionalidad que se presentan en la producción

normativa. Como resultado de este ejercicio, el Reglamento fue elaborado con pretensiones de completitud, consistencia e

independencia normativa en relación con la materia que regula. Al respecto, se realizaron las adecuaciones necesarias para

lograr que el conjunto de enunciados del Reglamento prevea las consecuencias para los diferentes casos que pueden

presentarse, sin contener contradicciones, repeticiones o remisiones entre las normas.

2.4 Reconocimiento de prácticas

Con la observancia de este criterio primeramente se logró conocer la diversidad de usos y costumbres generados alrededor del

problema de la revalidación, establecimiento de equivalencias y acreditación de estudios y, posteriormente, se pudieron

discriminar y seleccionar aquéllos que se estimaron convenientes para facilitar el ejercicio de derechos y de competencias y

lograr un mejor desarrollo institucional.

Tal fue el caso de las prácticas relativas a la integración de comisiones especializadas en los Consejos Divisionales para

dictaminar las revalidaciones, el establecimiento de equivalencias y las acreditaciones de estudios, en las cuales se ha

pretendido promover la participación de los comités de carrera y de los coordinadores de estudios como asesores de las mismas.

3

ESTRUCTURA

3.1 Revalidación

El artículo 3 del Reglamento define a la revalidación en los mismos términos en que lo hace la Ley Federal de Educación; en la

definición se alude al sistema educativo nacional, sistema que, según los artículos 15 y 19 de la Ley, se constituye por la

educación que imparten el Estado, sus organismos descentralizados y los particulares con autorización o reconocimiento de

validez oficial de estudios, y comprende los tipos elementales, medio y superior, en sus modalidades escolar y extraescolar,

además de la educación especial o la de cualquier otro tipo o modalidad que se imparta de acuerdo con las necesidades

educativas de la población y las características particulares de los grupos que la integran.

De conformidad con la anterior descripción legal del sistema educativo nacional y conforme al contenido del artículo 1 del

Reglamento, la Universidad revalidará únicamente estudios del tipo educativo que imparte; es decir, de tipo superior, en el que se

comprenden los de licenciatura, maestría y doctorado. Esta precisión permite identificar de mejor manera el ámbito de la

revalidación, mismo que se integra por los estudios de licenciatura, maestría o doctorado que carezcan de validez oficial y que

hayan sido realizados en instituciones nacionales o en el extranjero.