Previous Page  3 / 8 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 3 / 8 Next Page
Page Background

219

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

4

TERMINOLOGÍA UTILIZADA

El término “registro oficial” al que se alude en el artículo 6 del Reglamento se refiere al trámite que los interesados y la Universidad

deben realizar, por disposición legal, ante la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública con el propósito

de que esta autoridad nacional responsable tenga conocimiento de los grados académicos expedidos y los oficialice con el sello y

firmas correspondientes.

Al acuñar el término “acreditación” en el Reglamento, se pretendió precisar su significado y superar la ambigüedad derivada de la

variedad de usos que le otorga el Reglamento de Estudios Superiores a Nivel de Licenciatura en los artículos 6, 7 fracción III, 8, 10

fracción IV y 35, entre otros. Asimismo, se pretendió destacar su diferencia con el significado que la Ley Federal de Educación le

atribuye implícitamente en el artículo 66.

El concepto “igualdad académica” contenido en diversos artículos del Reglamento constituye la etapa resolutiva a la cual se pretende

que arriben las comisiones y los Consejos Divisionales después de realizar las comparaciones académicas respectivas.

La expresión “en su caso” utilizada en los artículos 11 fracción IV, 13 y 29, debe entenderse en un sentido optativo para el interesado,

de agotar la oportunidad de presentarse a la comisión o al pleno del Consejo Divisional a expresar lo que a su derecho convenga.

Al mencionarse “antecedentes escolares suficientes” en el artículo 18, se pretende precisar que los Consejos Divisionales, al emitir su

resolución de revalidación total, deben analizar si existe un vínculo entre los estudios realizados por el solicitante y los que pretende

realizar, con el objeto de asignar una continuación adecuada de los estudios.

Los “programas, temarios o cualquier otra documentación que expresen los contenidos de cada unidad de enseñanza-aprendizaje” a

que se refiere el artículo 10 en sus tres fracciones y el artículo 26 fracción III, tiene como objetivo servir de información al Consejo

Divisional para que conozca, en forma certera, si existe correspondencia entre los estudios realizados por el solicitante y los que

pretende realizar en la UAM y así poder emitir sus resoluciones de revalidación y de establecimiento de equivalencias de estudios.

DE LAS REFORMAS RELACIONADAS CON EL ESTABLECIMIENTO DE EQUIVALENCIAS PARA MIEMBROS DEL PERSONAL

ACADÉMICO

(Aprobadas por el Colegio Académico en la Sesión No. 108, celebrada el día 31 de julio de 1990)

Se advierte la dificultad de tener una interpretación jurídica aceptable, en forma generalizada, del requisito consistente en poseer como

mínimo título a nivel de licenciatura, previsto en el Reglamento Orgánico de esta Universidad para ser órgano personal, cuando un candidato

posee maestría o doctorado y no tiene título de licenciatura, pero ha concluido sus estudios a nivel de licenciatura.

La anterior situación produce, a su vez, inseguridad académica y jurídica en los miembros de la comunidad universitaria interesados en

participar en los procesos de designación de órganos personales.

La inseguridad académica surge porque los estudios de maestría y los de doctorado tienen objetivos distintos a los de la licenciatura, si bien

para estar en aptitud de satisfacer los objetivos de estos posgrados, se requieren los conocimientos y el desarrollo de capacidades que

resultan de los estudios de licenciatura.

La inseguridad jurídica se presenta porque es posible que subsistan diversas interpretaciones en los procesos de designación, en tanto

participan en la decisión diferentes órganos personales y colegiados, y porque los mismos órganos pueden cambiar de interpretación en

procesos distintos.

Para ofrecer una solución se estimó conveniente enfrentar la situación problemática en una perspectiva de política legislativa y, así, proponer

alternativas generales en la Universidad.

Una orientación en la proyección apuntada fue respetar las disposiciones de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma Metropolitana y las

directrices de la reglamentación emitida por el Colegio Académico.

La alternativa más adecuada consistió en establecer equivalencias de los estudios realizados en el sistema educativo nacional a quien ha

concluido sus estudios a nivel de licenciatura y posee grado de maestría o doctorado, como condición para otorgar un título de licenciatura.

Esta solución implica el ejercicio de competencias otorgadas en la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma Metropolitana para establecer

equivalencias y para otorgar títulos.

La solución legislativa propuesta puede ser utilizada por todos aquellos miembros del personal académico que se ubiquen en las hipótesis

normativas y satisfagan los requisitos y no únicamente por aquéllos que aspiren a ser órganos personales.

Como el establecimiento de equivalencias es una facultad estrictamente académica, se estima conveniente expresar que los Consejos

Divisionales son los órganos competentes para resolver los problemas de índole académica que se presenten en estos casos, para lo cual

deberán verificar los planes de estudio presentados y no practicar una comparación puntual entre las materias cursadas y las unidades de

enseñanza-aprendizaje impartidas por la Universidad. Esto es aplicable tanto para las carreras que existen en la propia Universidad como

para las que no se ofrecen en ella.

La presente Exposición de Motivos se establece respecto de la adición al Reglamento de Revalidación, Establecimiento de Equivalencias y

Acreditación de Estudios en su Capítulo V, relativo a las equivalencias para miembros del personal académico. Los supuestos establecidos

en este Capítulo son diferentes a los del artículo 23, pues la equivalencia establecida por dicho artículo es parcial en tanto las adiciones se

refieren a una equivalencia total. En consecuencia, no existe contradicción con el artículo 23 del Reglamento ni con el punto 3.2 de la

Exposición de Motivos relacionados con el establecimiento de equivalencias parciales.

(Aprobado por el Colegio Académico en la Sesión No. 72 celebrada los días 27 de febrero y 13 de abril de 1987)

CAPÍTULO I

Disposiciones generales

ARTÍCULO 1

El presente Reglamento rige la revalidación, el establecimiento de equivalencias y la acreditación de estudios de tipo superior en la

Universidad.