1 / 6 Next Page
Information
Show Menu
1 / 6 Next Page
Page Background

211

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

REGLAMENTO DE SERVICIO SOCIAL A NIVEL DE LICENCIATURA

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

1

OBJETO Y NOMBRE DEL REGLAMENTO

Conforme al artículo 5o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y a su Ley Reglamentaria relativos al ejercicio de

las profesiones, se ha determinado como una de las condiciones para la obtención del título, la prestación del servicio social por parte

de los estudiantes. En el Reglamento de la citada Ley se establece que el servicio social de los estudiantes quedará al cuidado y

responsabilidad de las escuelas de enseñanza profesional, conforme a sus planes de estudio.

En dicha Ley y su Reglamento, así como en otras disposiciones se ha generalizado la obligación para la Universidad de incluir en sus

planes y programas de estudio las modalidades de la prestación del servicio social de los estudiantes.

El origen de la obligación de prestar el servicio social, se enfatiza, es de carácter constitucional, aun cuando exista una remisión a la ley

secundaria en cuanto a las formas de cumplirlo al carácter retributivo.

Por otra parte, la Universidad ha establecido, de acuerdo con la legislación nacional, la prestación del servicio social como uno de los

requisitos para la obtención del título profesional. Sin embargo, la ausencia de una normatividad completa sobre la materia ha

ocasionado en la práctica la aplicación de criterios diferentes y la falta de una filosofía coherente en la prestación y acreditación del

servicio social.

Por las razones y antecedentes señalados se decidió sistematizar en un solo documento disposiciones de carácter del servicio social.

Se consideró como el nombre más apropiado para dicho instrumento normativo “Reglamento de Servicio Social a Nivel de Licenciatura

de la Universidad Autónoma Metropolitana”.

2

CRITERIOS UTILIZADOS EN SU ELABORACIÓN

En la elaboración de este Reglamento se consideraron los siguientes:

2.1 Ámbitos de validez

Este criterio sirvió para delimitar el universo de discurso e identificar los sujetos a los cuales se dirige, la materia de regulación, el

espacio de aplicación y el tiempo de vigencia. De esta manera se identificó a los alumnos o egresados de la Universidad, como

los sujetos a quienes se dirige en forma especial, con las modalidades especificadas en el mismo Reglamento; sin embargo,

como era conveniente atribuir a algunos órganos personales y colegiados competencias en materia de servicio social, también se

les consideró como sujetos cuya conducta se reglamenta.

El ámbito material se determinó por el conjunto de conductas por regular, este ámbito se relaciona con la prestación y

acreditación del servicio social; así, en el Reglamento se indica cuáles son las competencias de los órganos e instancias de la

Universidad, el procedimiento y los requisitos para prestarlo y acreditarlo, así como las modalidades del mismo.

Al delimitar competencias se consideraron las ya existentes en la legislación universitaria y se buscó congruencia entre ellas.

En atención a los ámbitos espacial y temporal de validez se señala que las disposiciones del Reglamento se aplican en los

espacios universitarios a partir de la fecha de entrada en vigor y hasta su abrogación o derogación.

2.2 Jerárquico normativo

Este criterio fue utilizado para ubicar al Reglamento en el sistema jurídico nacional y en el orden jurídico de la Universidad, a fin

de evitar incongruencias. Fue importante la orientación normativa del nivel constitucional y de las leyes expedidas por el

Congreso de la Unión sobre esta materia, como la Ley Reglamentaria del artículo 5o. Constitucional relativo al ejercicio de las

profesiones, la Ley Federal de Educación y la Ley General de Salud, entre otras. En la normatividad universitaria el Reglamento

queda ubicado al mismo nivel jerárquico de las demás disposiciones reglamentarias expedidas por el Colegio Académico.

2.3 Reconocimiento de las prácticas en la Universidad

Dentro de la comunidad universitaria se realizan prácticas diversas en materia de servicio social, algunas de ellas sirvieron como

importantes puntos de referencia en la elaboración del Reglamento, en la medida que se estimaron positivas, generalizadas y

acordes con los criterios jerárquico normativo y de sistematización interna. También, se reconoce la participación fundamental de

diversos órganos e instancias de las divisiones y las diferentes formas de prestar el servicio social.

2.4 Sistematización interna

La utilización de este criterio permitió lograr coherencia en la elaboración del Reglamento y evitar la repetición de disposiciones

normativas contenidas en otros documentos. Por tanto, el Reglamento pretende ser completo, consistente e independiente dentro

del orden jurídico de la Universidad.

2.5 Desconcentración funcional y administrativa

La Universidad tiene como fundamento de su organización la desconcentración funcional y administrativa, por tanto, fue

necesario considerar este criterio en la elaboración del Reglamento. De esta manera se permite realizar en forma coordinada las

actividades encaminadas a la prestación y acreditación del servicio social. Al respecto resulta decisiva la asignación de

competencias a órganos de las unidades y de las divisiones, con la característica de que las decisiones son independientes y

definitivas; esto es, que no se orientan por las de otros órganos y tampoco son revisables.

3

MARCO CONCEPTUAL DE REFERENCIA

Para los efectos del derecho universitario, interesa determinar el sentido del servicio social de los estudiantes y de la responsabilidad

asignada a las universidades en la prestación de dicho servicio. Si se atribuye esa responsabilidad, entonces éstas tienen la

competencia de decidir modalidades, condiciones y características para cumplir con la misma.

Como consecuencia inherente de la responsabilidad de la Institución, se pretende la participación en las actividades de servicio social

de los miembros del personal académico, así como de órganos e instancias de la Universidad.