Previous Page  2 / 20 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 2 / 20 Next Page
Page Background

148

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

Se consideró importante resaltar que la aplicación de este criterio no pretendió eliminar la existencia de aspectos cualitativos en

el Tabulador. En algunos casos existe un margen que permite a los dictaminadores emitir un juicio de valor que finalmente

redundará en la asignación del puntaje. Estos márgenes o intervalos fueron establecidos en aquellas actividades o productos del

trabajo que, por su propia naturaleza, no eran susceptibles de asignarles puntos fijos. Así, se permitió a los dictaminadores que,

en función de algunas variables como la calidad, extensión, complejidad, concurrencia disciplinaria, relación docencia-

investigación, etc., y considerando la opinión vertida por los asesores, asignarán un mayor o menor número de puntos de

acuerdo con su criterio; por esta razón, tanto en ingreso como en promoción existe la posibilidad de que algunas actividades que

aparentemente representan menor trabajo invertido que otras, alcancen un mayor número de puntos. En este caso se

encuentran, a manera de ejemplo, el artículo especializado de investigación en relación con el libro científico y el libro de texto; el

equipo de laboratorio en relación con el libro de divulgación; la traducción literaria en relación con el libro científico, etc. Todo esto

condujo al logro de una combinación armónica entre flexibilidad y rigidez que permitirá a las comisiones dictaminadoras objetivar

en lo posible su juicio académico.

El criterio que se expone permitió, finalmente, privilegiar algunas formas o caminos que se consideraron como institucionalmente

idóneos para acceder a los niveles más altos del Tabulador. Por tal motivo, la experiencia académica o profesional relevante

constituye prácticamente una condición para alcanzar dichos niveles.

2

ESTRUCTURA DEL TABULADOR

La estructura del Tabulador se estableció de conformidad con diversos momentos procesales establecidos en el Reglamento de

Ingreso, Promoción y Permanencia del Personal Académico. Por tal virtud, los contenidos se agrupan en las siguientes partes:

2.1 Requisitos que deben reunir los candidatos

En este apartado se establecen las condiciones de escolaridad, experiencia académica y experiencia profesional que deben

reunir todos aquellos sujetos que deseen participar en los concursos convocados por la Universidad para contratar personal

académico ordinario. Los requisitos se solicitan en función de las categorías y constituyen los requerimientos mínimos que deben

ser satisfechos para poder aspirar a cualesquiera de los niveles de las categorías en que se participe. De esta manera, los

requisitos mínimos que aquí se establecen son suficientes para ocupar al menos el nivel “A” de cada categoría. En virtud del

carácter cuantitativo del presente Tabulador, estos requisitos se expresaron, en la mayoría de los casos, a través de una

combinación entre escolaridad y puntos; en los demás casos, sólo se establece como requisito cierta escolaridad. Como puede

observarse, la escolaridad es un requisito en cada una de las categorías y niveles establecidos en el presente Tabulador y,

especialmente en las categorías de profesor, en las de personal académico por obra determinada en áreas clínicas y en la de

ayudante de posgrado, un requisito específico fue el título de licenciatura.

Finalmente se estableció que los requisitos aquí señalados constituyen la base para que las comisiones dictaminadoras

califiquen, inicialmente, si los aspirantes reúnen o no los requisitos establecidos en la convocatoria.

2.2 Determinación del ganador en los concursos

Esta etapa constituye la parte medular del ingreso del personal académico, ya que las comisiones dictaminadoras emiten su

juicio académico a través del cual se decide quién de los participantes es el que debe ocupar la plaza convocada. Por esta razón,

se establecieron tres apartados en los que se conjuntan, primeramente, el concurso de oposición para profesores y técnicos

académicos; posteriormente, el concurso de evaluación curricular para profesores, técnicos académicos y personal académico

por obra determinada en áreas clínicas y finalmente, el concurso de evaluación curricular para ayudantes.

Por lo que respecta al concurso de oposición para profesores y técnicos académicos, las evaluaciones reglamentarias se fijaron

dentro de una tabla a través de la cual se les atribuye un valor en función de la importancia que tienen para seleccionar al

candidato con mayores aptitudes académicas. En cada una de las evaluaciones, con excepción de la relativa al análisis

curricular, existe la posibilidad de emitir una calificación, misma que no puede ser menor de 6 para poder aspirar a ganar el

concurso. Para asignar las calificaciones en cada una de las evaluaciones se establecieron criterios que constituyen los

elementos de juicio que deben observar los dictaminadores y los asesores. Estos criterios se resumen en la aptitud académica

que demuestre el concursante así como en la adecuación que tenga en relación con las funciones a desarrollar y con los

requisitos establecidos en la convocatoria.

La calificación definitiva de la evaluación se obtiene al promediar las calificaciones que emitan los dictaminadores y, una vez

obtenido dicho promedio, se multiplica por el valor de la evaluación para obtener el número de puntos que correspondan. Los

puntos relativos al análisis curricular se obtienen multiplicando el resultado de la fórmula por el valor atribuido a la evaluación. El

ganador del concurso es el candidato que obtiene el mayor número de puntos.

En el caso de los concursos de evaluación curricular para profesores, técnicos académicos y personal académico por obra

determinada en áreas clínicas, como sólo está prevista la evaluación consistente en el análisis curricular, se determinó que los

ganadores de estos concursos serán los candidatos que, adecuándose a las funciones a desarrollar y a los requisitos señalados

en la convocatoria, obtengan el mayor número de puntos al aplicarles la tabla de puntaje para Ingreso contenida en el presente

Tabulador.

Una fórmula similar a la del concurso de oposición se siguió para las evaluaciones previstas en los concursos de evaluación

curricular para ayudantes, sólo que en este caso, por la naturaleza del concurso, se atribuyó un valor más alto al análisis

curricular.

2.3 Fijación del nivel

Para fijar el nivel a los ganadores de los concursos, las comisiones dictaminadoras considerarán la Escala de Puntos y la tabla de

puntaje para Ingreso del presente Tabulador. La Escala de Puntos contiene las diversas categorías y niveles del personal

académico de la Universidad y su correspondiente asignación de puntos. Los puntos asignados en cada categoría y nivel

representan el trabajo y los requisitos que la Universidad ha considerado necesarios para que alguien pueda ocupar un puesto de

personal académico.