Previous Page  6 / 20 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 6 / 20 Next Page
Page Background

152

___________________________________________________________________________________________________________________________________________

LEGISLACIÓN UNIVERSITARIA

de enseñanza-aprendizaje. Por otra parte, se precisa que a los directores de división les corresponde proporcionar la información

necesaria sobre el desarrollo de estos productos del trabajo y el coeficiente de participación.

El Colegio Académico decidió precisar el término “desarrollo de paquetes computacionales”; así, se consideró importante

destacar las siguientes características: se advierta la utilidad en relación con los planes y programas de estudio de la

Universidad; tengan una amplia difusión y aplicación; y estén vinculados con la aplicación del inciso j) del artículo 6 del mismo

Tabulador, en relación con su publicación o registro.

También se indicó que las comisiones dictaminadoras consideren que el conjunto de programas no exista en el mercado o que

represente una mejora a los ya existentes.

3.2 Investigación

Uno de los problemas atendidos en el rubro de investigación fue el de la dificultad de ubicar algunos productos del trabajo; esta

dificultad, se advirtió, está motivada por la ausencia de criterios para sustentar las decisiones de las comisiones dictaminadoras.

Esta problemática surge básicamente respecto de libros científicos y artículos de investigación; en la solución presentada, los

criterios mencionados en el inciso u) del artículo 6 pueden orientar las actividades de dictaminación y las comisiones

dictaminadoras aplicar otros de importancia similar e indicarlos expresamente.

Con el criterio de desarrollo sistemático de los resultados de investigación se pretende ubicar la realización de los objetivos

planteados en el artículo especializado o en el libro científico de acuerdo con la metodología señalada por los investigadores.

Cuando se presenten trabajos de investigación en eventos especializados que posteriormente sean publicados como artículos o

capítulos de libro serán contabilizados como productos de trabajo diferentes.

La asesoría a proyectos de investigación se refiere al apoyo dado a los artículos de investigación o a la elaboración de libros; la

asesoría, en este sentido, se considera parte de la investigación.

El reporte de investigación, se consideró importante destacar, no debe ser identificado con el informe de investigación; este

último es una comunicación sobre el avance o conclusión de una tarea; a tales comunicaciones no se les otorga puntaje alguno,

porque cumplen finalidades distintas a las del reporte cuyo propósito es informar sobre los contenidos del desarrollo o de los

resultados de investigación.

En relación con el artículo especializado de investigación y en particular con notas de revista y prólogo se indica que deben tener

características similares a las del artículo de investigación; por esta razón, se aplican los criterios del inciso u) del artículo 6 del

Tabulador.

Respecto a las patentes se estimó pertinente precisar que los productos del trabajo susceptibles de asignación de puntos deben

ser el resultado de proyectos o programas de investigación aprobados institucionalmente.

Por otra parte, para los casos de promoción del personal académico, se consideraron como etapas importantes en el

procedimiento relacionado con las patentes, el registro y aceptación de forma para solicitar examen de novedad y la expedición

del título correspondiente, y para ingreso se considera únicamente la expedición del título.

3.3 Preservación y difusión de la cultura

Similar complicación respecto de la ausencia de criterios para ubicar productos del trabajo se presentó en el subfactor de

preservación y difusión de la cultura; los criterios señalados en investigación pueden ser útiles para tomar decisiones en este

rubro. Como una situación especial se alude a una distinción entre artículos de divulgación y periodísticos, estos últimos incluidos

en las reformas: los primeros intentan la difusión de conocimientos científicos, humanísticos o de expresiones artísticas y los

espacios para tales propósitos son las revistas especializadas, mientras los segundos pretenden formar opinión sobre ciertos

acontecimientos de importancia social y usualmente sus espacios son los diarios y las revistas periódicas no especializadas.

Se incluyó, además del artículo periodístico, la reseña de libros. Con esta inclusión se pretende recoger una práctica intelectual

de los miembros del personal académico de informar sobre publicaciones recientes en diversas comunidades científicas,

humanísticas o artísticas. También existen, se reconoció, productos del trabajo con características sobresalientes en la

exposición de las ideas de otros autores y podrían ser identificados como artículos de divulgación, aunque se les denomine

”reseñas de libros”. Esta labor de identificación, se admitió, corresponde ser desarrollada por las comisiones dictaminadoras de

acuerdo con los criterios y prácticas de calidad usuales en las diversas disciplinas.

Los miembros del personal académico proporcionarán asesoría a los alumnos en la prestación de su servicio social conforme a lo

establecido en el Reglamento de Ingreso, Promoción y Permanencia del Personal Académico, obligación que es reforzada por el

Reglamento de Servicio Social en sus artículos 17 y 18 que señalan como una de las funciones de los miembros del personal

académico de ser asesores responsables en el desarrollo de los planes, programas o proyectos de servicio social. Se trasladan

del subfactor docencia los cursos de educación continua al rubro de preservación y difusión de la cultura y en el mismo se

incluyen los diplomados. Para la asignación de puntos a estas actividades se estimó adecuado continuar con el esquema del

Tabulador vigente, consistente en asignar puntos por el número de horas impartidas en cada curso, sea de educación continua o

de diplomados; en efecto, se asignan 3 puntos a educación continua y 3 puntos a diplomados por hora/curso.

3.4 Dirección y coordinación académica

El puntaje del subfactor relativo a dirección y coordinación académica se aumentó al estimar justificadas las observaciones de los

Coordinadores de Estudios de Licenciatura y de Posgrado; tal justificación se sustenta en la calidad y la magnitud de cargas a

cumplir por dichas instancias de apoyo.

Al adjudicarse un valor mayor a la coordinación de estudios de licenciatura y de posgrado también fue revalorada, en el sistema

del Tabulador, la dirección académica. Así, a la coordinación se le atribuyó un puntaje de 1100 y a la dirección 1650 puntos por

año. Esta distinción entre dirección y coordinación académica, se ratificó, deriva de las diversas competencias de decisión de los

órganos y por ser representantes de la Universidad, competencias y representatividad no atribuidas a las instancias de apoyo

académico.