Semanario de la UAM. Año 1 No. 41 29-06-2020

[Semanario de la UAM | 29•06•2020] 8 EDUCACIÓN El Proyecto de Enseñanza Remota de la UAM posibilita estar juntos y funcionando Los alumnos toman clases en espacios virtuales y la Institución se mantiene abierta E l Proyecto Emergente de Ense- ñanza Remota (PEER) –instru- mentado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) para continuar sus actividades académicas en el contexto de la pandemia del COVID 19– ha significado un gran es- fuerzo para la colectividad, pero tam- bién “nos ha permitido enfrentar una situación inédita y disruptiva en nues- tras labores”, y seguir operando pese al alejamiento físico, señaló la doctora Esther Morales Franco. La investigadora de esta casa de estudios expuso que este programa es un marco de acción que a pesar de la limitante por la no presencialidad, “nos permite estar cerca, seguir jun- tos y funcionando, pues la mayoría de nuestros alumnos se ha mantenido en clase gracias al PEER”. La integrante de la Subcomisión de Monitoreo y Seguimiento, pertene- ciente a la Comisión de Diagnóstico y Estrategia para la Docencia en la Contingencia, resaltó que uno de los avances preliminares es que los jóvenes siguen estudiando en un espacio virtual y puede decirse que las aulas están tra- bajando, lo que habla de que la UAM permanece abierta, a pesar de que sus edificios se encuentren cerrados. La profesora del Departamento de Estudios Institucionales de la Unidad Cuajimalpa precisó que la Subcomisión ha dado seguimiento a algunos in- dicadores estadísticos, en los que se destaca un “aumento considerable” de 30 por ciento de alumnos que de- cidió, dentro del PEER, inscribirse a exámenes de recuperación, respecto de los anotados para los trimestres de otoño de los años 2018 y 2019. Además hay un incremento en los niveles de aprobación, pues en pro- medio “oscilábamos entre 70 y 73 por ciento del total de quienes presentan evaluación de recuperación y se avan- zó tres o cuatro puntos porcentuales, lo que no es cosa menor, porque signi- fica que pasaron y pudieron continuar con sus estudios”. La matrícula con carga académica se ha mantenido en 95 por ciento, dado que otro porcentaje de jóvenes no tiene carga académica debido, en- tre otros factores, a que se encuentra desarrollando su tesis, idónea comuni- cación de resultados y proyectos ter- minales, entre otros. Todo lo anterior “es gratificante porque los alumnos asumieron el reto de continuar, a pesar de las difíciles circunstancias que la Universidad en- frenta” y para ello la Institución debió garantizar gran cantidad de cursos para hacer posible la educación remo- ta y, en ese sentido, reconoció el pa- pel desempeñado por los profesores, quienes “de manera muy valiente han asumido el desafío de cambiar o tratar de llevar nuestra experiencia docente a la modalidad remota”. Entre los aspectos del funcionamien- to del PEER en los que debe ponerse mayor atención sobresale el relaciona- do con el tejido social que configura la población de la Casa abierta al tiempo , subrayó la doctora Morales Franco. En ese contexto, habló del Con- versatorio virtual Comunidad UAM, convocado para el 29 de junio con el propósito de reconocer que “somos una colectividad que genera un en- torno social cuya finalidad es la edu- cación”, con una base profunda en el encuentro que ocurre en las aulas y en los pasillos, pero que ahora “no lo te- nemos por el distanciamiento físico” y, a pesar de ello, “estamos cerca social- mente a través de la vida universitaria”. En el encuentro serán compartidas las experiencias en el contexto del PEER, porque a partir de la escucha de las vivencias de otros “podemos propiciar una narrativa más colectiva” y ahondar en la reflexión, a partir de las intervenciones de 15 alumnos y 15 académicos, uno por cada División de las cinco unidades. Por correo electrónico exPEERien- cias@correo.uam.mx se recibieron los testimonios de docentes y jóvenes para integrarlos en esta narrativa co- lectiva con la que se realizará un infor- me por parte de la Subcomisión.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjE0NjI2