Imprimir

Número 115
3 de mayo de 2019

ROBO EN INSTALACIONES DE LA UAM

*Sustrajeron materiales y herramientas de los Talleres Gráficos; antes fue allanada la Casa de la Primera Imprenta de América

 

 

 

Computadoras, radios de telecomunicación –teléfonos inalámbricos– herramienta para equipo offset de imprenta y doblaje, una plataforma para mover papel y folios para numerar recibos o facturas fueron sustraídos de los Talleres Gráficos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) durante un robo perpetrado a esta instalación, adscrita a la Dirección de Publicaciones y Promoción Editorial, sin que hasta el momento se tenga claro el monto de las pérdidas.

 

Este hecho se suma al reciente allanamiento a la Casa de la Primera Imprenta de América, Centro de Difusión Cultural de la Institución, que desde hace 92 días se mantiene cerrada debido a la huelga que estalló el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad (SITUAM) el pasado 1º de febrero.

 

En entrevista, el maestro Francisco Mata Rosas, coordinador general de Difusión de la UAM, precisó que el atraco fue “en la imprenta donde se producen algunos de los textos de las unidades académicas, además de la papelería institucional” que depende de la Dirección referida.

 

En el “local rentado están las máquinas necesarias y los insumos para desarrollar las labores de impresión gráfica, por lo que estos sucesos impedirán al personal que trabaja en este lugar el regreso normal a sus actividades cuando finalice el conflicto laboral, dado el destrozo ocurrido”.

 

Por ello será necesario “elaborar una estrategia adecuada para reorganizar la puesta en marcha del Taller, lo cual alterará las ya de por sí retrasadas labores de impresión ocasionadas por la huelga, pues deberán adquirirse todos los insumos. Aún seguimos haciendo el inventario detallado de lo que falta para estimar el total de las pérdidas”, que incluyen además el desmantelamiento eléctrico del lugar.

 

Mata Rosas agregó que el atraco se sumó a lo ocurrido en la emblemática Casa de la Primera Imprenta de América, ubicada en el Centro Histórico de la Ciudad de México, donde hay “vidrios rotos y puertas alteradas por personas que entraron al inmueble, pero debido a que el inmueble se encuentra en obra, no se reportaron robos aparentes, pero sí fue violentado.

 

“Hemos levantado las actas correspondientes y se volvieron a colocar sellos y cerrojos, además de que se tratará de acceder a las cámaras de vigilancia de edificaciones aledañas y definitivamente será iniciado un proceso minucioso de investigación”.

 

Por su parte, el maestro Bernardo Ruiz López, director de Publicaciones y Promoción Editorial de la UAM, calificó de lamentables estos hechos y agregó que lo anterior “retrasará nuestras labores, ya que teníamos planeado la publicación de una veintena de libros y la edición de la revista Casa del Tiempo.

 

“Tendremos que reorganizar todo el programa, que incluye la preparación de una memoria de la Universidad por los doctores Óscar González Cuevas y Romualdo López Zárate, profesores-investigadores de la Unidad Azcapotzalco; es un tomo voluminoso de unas 900 páginas que nos iba a salir muy económico en el Taller”, explicó.

 

Además, “se encarecerá la impresión de las memorias de los foros más recientes celebrados en la UAM, a las que se suman varios títulos de poesía y novela que debieran estar listos para ser presentados en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara de este año”.

 

En total los costos se elevarán hasta en 30 por ciento, puesto que “tendremos que recurrir a materiales externos, en tanto reparamos el Taller; también nos quedamos sin teléfonos y sin luz, por lo que habrá que reponer todo el daño patrimonial. Todos estamos muy apenados porque nos hemos ausentado ya de 11 ferias de libro, lo cual es una lástima.

 

“Vivimos de recursos propios, así que la afectación es mayor, aunque trataremos de seguir cumpliendo con nuestro proyecto, adaptándolo a las circunstancias. Nos interesa trabajar con entusiasmo para dignificar el nombre de la Universidad”, recalcó.