8
I
nforme de actividades
la uam
2012
permita conciliar de mejor manera nuestros procesos sustantivos con los
adjetivos; en especial durante este 2013, en el que se elegirán un rector
general, tres rectores de Unidad, nueve directores de división y nueve je-
fes de departamento. La posibilidad que se abre hoy con la iniciativa que
presenta el Presidente del Consejo Académico de la Unidad Xochimilco en
torno a la revisión de los procedimientos para la designación de los órganos
personales puede convertirse en el eje conductor para lograr ese propósito.
Inicié 2012, tercer año de actividades, con el mismo –o incluso mayor– en-
tusiasmo que los dos años anteriores. Ahora podría decir que lo hice casi
como estoy iniciando este cuarto: con una misión y un rumbo institucionales
bien definidos por el
Plan de Desarrollo Institucional 2011-2024
, y con un
equipo humano consolidado y completamente liberado de los obstáculos que
habían entorpecido nuestro desarrollo. Me permito presentar un breve re-
cuento de algunos de ellos –quizá los más relevantes–: ausencia de un Plan
de Desarrollo Institucional; concentración de fondos en la Rectoría General;
créditos fiscales 2002, 2003 y 2004; documentación incompleta para iniciar
la construcción de las nuevas Unidades; fincamiento de responsabilidades
resarcitorias de la Auditoría Superior de la Federación; denuncias penales,
tensión bilateral y fuertes erogaciones sin respaldo contractual.
El esfuerzo de gestión y cabildeo de recursos económicos en los últimos
meses de 2011 arrojó muy buenos resultados: fuimos la universidad pública
federal con un incremento presupuestal de los más altos: un 17.1%, que se
tradujo en un total de más de 5 414 millones de pesos para ejercer en 2012.
A ese subsidio se sumaron recursos adicionales por 41 millones de pesos,
de los cuales 30 fueron otorgados por el Consejo Nacional de Ciencia y
Tecnología (Conacyt) para dotar de equipamiento a las Unidades y fortale-
1,2,3,4,5,6,7,8,9 11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,...68