Canciones
*Zwetelina Damjanova
Canción II un año después
Él:
"sentí las huellas
de las grutas del camino
que me abrazaban,
perdido entre ellas,
lleno de esperanza y pena".

Ella:
"tiro la camisa
los zapatos
estoy volando desnuda, desnuda
una mano en tus aires
una niña".

Él:
"el son no ha 
muerto".

Ella:
"las flores expiran en 
el piso".

 1Título de una canción de Cachas. 

 
   
Desaparición paulatina
En mi interior
viven párpados
muertos 
las miradas
que le pertenecen
se caen
ángeles cansados
eliminados.

Acariciándote
con Gabriela Mistral
con el tango
con mis sueños 
de Iquique.
Nombres 
sonándome
como voces
de buenas amigas.

Tos y lluvia 
tabaco y hierba de lima 
ron y quejas.
Te hablo 
te encuentro
me abro
me entierro.

Aconsejándote
el aceite
después la cebolla 
la lengua desencadenada
antes de la paciencia.
Tu lengua exigente
mi sabor 
plano, vacío
porcelana de un plato.

Hábito y tomates
cilantro y trocitos búlgaros
salsa y deseo.
Me caigo
me inyecto
te sigo
te eludo.

Mis ojos 
son de dolores
amarillos.
Mi tierra 
es de piquetitos frígidos.
La ternura 
se deteriora
carne olvidada.

   
La luna 
lisa, llena 
una mujer
en frente de su amante.
Desnuda, en el aire 
fresco de la noche.
Un signo, un cuento
mío, tuyo.
La luna. 
   
Letra de mi tango 
Mi ternura vive enjaulada
Lamentando la distancia 
Los habitantes 
De mi ciudad pisan 
Como animales graciosos
Durante mi búsqueda 
En mi pecho vive
Un cuervo, cantante

Pedazo por pedazo
Tus ojos extraterrestres
Me cuentan su historia
Labios de vainillla
Recuerdos con colores 
De tu tierra herida
Mi imagen: tu cabello suelto 
Acariciando mi sufrimiento.

Yo soy la melancolía
De tu ciudad
En mi interior viven 
Mujeres y hombres
Tú eres la melodía 
De mis amores
Tú comes gozando
Mis deseos y mi temor. 

   
Me encerraste
en un pantano
de esperanza.
Hombre de trigo, 
de uva,
saliste de un río
conocido
de la escuela.

Mi lengua buscaba
tus aguas
blancas y frescas
sábanas 
en una noche extranjera.
Mi tacto encontró
una planta, corteza, ancla.

Te hablaba
veces y veces
en las páginas 
de tantas novelas.
¡Escucha!
el susurro
echando raíces 
en mi día, en mis vísceras:
___, ___, __ ___ ___. 

   
Media luna
Tú eres agua.
Quiero echarme
grabar el sabor
como una melodía
como un movimiento
perdido.

Tus abrazos 
no tienen color.
Tu mirada 
un aire fresco 
viene y pasa.

Soy el sagitario
siguiendo
la luz 
que brinca en tu pecho.

 
*Zwetelina Damjanova (Sofía, Bulgaria, 1979) emigró a Austria con su familia en 1988. Estudió medicina en la Universidad de Viena; ha cursado talleres literarios en Viena, Graz, Frankenburg y Leipzig. Es cofundadora del taller literario vienés para jóvenes Junges Literaturwerkstatt Wien. En 1998 le fue concedido el premio de poesía en el concurso Schreiben zwischen den Kulturen (Escribir entre las Culturas) de Viena. Escribe poesía en búlgaro, alemán y español. Su primer poemario, con fotografías de la artista Karin Wandl, se encuentra en preparación. Estos poemas fueron escritos directamente en español.