Escalar el vértigo
*Ángel Rafael Nungaray

 
Para Melisa, mi hija

I

En mi sombra el aire lava las llagas a la luz

En mi sombra no hay ínsulas

a donde no llegue

la sal de los deslumbramientos

II

Los ojos de la noche

son mis ojos

Me sigue un vendaval de máscaras

habitadas por cuchillos

Yo mismo soy una máscara

me siguen la caída y la ascensión

Y he probado la sangre suculenta del sueño

III

El naufragio es carne

la voz

el ancla arrojada hacia el cielo

IV

La sombra es el comienzo

La mirada oblicua se destila

en el erial del cielo

en el disparo sordo de la sangre

en los frenos mohosos de los sueños

La carne abreva de la sombra

lo que la sombra no es

V

La noche saliéndome de los poros

voz excavando el aire

La noche es salir

El día

la puerta cerrada de los sentidos  

 
 
   
*Ángel Rafael Nungaray (Yahualica, Jalisco, 1968) es autor de los poemarios Estaciones de la noche (Gobierno del Estado de Jalisco, 2002) y En el vacío de la luz (Tierra Adentro, 2002).