Participa en la Consulta

 

 

El 16 de diciembre de 2020 el Colegio Académico de la Universidad Autónoma Metropolitana aprobó las Políticas Transversales para Erradicar la Violencia por Razones de Género. Para darle vida plena a dichas Políticas, la Institución ha emprendido la tarea de revisar la Legislación Universitaria, en particular el Reglamento Orgánico que ha estado en vigor desde 1981, con el objeto de reformarlo ante la necesaria incorporación de la perspectiva de género y de derechos humanos. Como parte de esta reforma sometemos a consulta la propuesta de reforma del “Reglamento Orgánico” para conocer la opinión de la comunidad universitaria. Tu participación es importante.

 

¿Por qué cambiar el Reglamento Orgánico?

La UAM asume el compromiso de estar a la altura de las exigencias que la convencionalidad en derechos humanos nos exige como institución de educación superior, responsable ante las acciones, omisiones o cánones de comportamientos sexistas, heteronormativos y patriarcales que conforman las manifestaciones de la violencia por razones de género.

 

Nos importan los derechos humanos tales como la igualdad, la seguridad, la libertad, y el derecho a vivir sin discriminación y libre de cualquier manifestación de violencia, particularmente, la violencia contra las mujeres.

 

Esta propuesta contempla cambios necesarios para prevenir, atender y sancionar las expresiones que menoscaban estos derechos. Adopta la perspectiva de género y dota de seguridad a la comunidad universitaria al robustecer las competencias y facultades de los órganos personales y colegiados, así como de las instancias de apoyo. También permite analizar y entender la violencia de manera integral y en función de los derechos en todas las relaciones humanas.

 

La violencia por razones de género es toda forma de agresión física o psicológica que se ejerce a partir de las ideas y conceptos acerca de lo que significa ser mujer o ser hombre. Se realiza mayoritariamente contra las mujeres y contra las personas de la diversidad sexual. También, afecta a los hombres que no se comportan de acuerdo con la masculinidad dominante. Esta problemática impacta las actividades que se desarrollan en el ámbito universitario y trastoca nuestra convivencia y el desarrollo de nuestras funciones sustantivas en un ambiente de libertad y respeto a los derechos humanos; así como la formación integral de profesionistas con ética y respeto a una vida libre de violencia.

 

Construyamos y trabajemos para que las acciones de la comunidad universitaria de la UAM sean justas, equitativas, tolerantes y apegadas al respeto de los derechos humanos. Tengamos un ambiente institucional que nos permita sentir seguridad en nuestra Institución.

 

La reforma al Reglamento Orgánico consiste en:

  1. Establecer nuevos requisitos que deberán cumplir las personas para ser nombradas, designadas o electas, como son:
    • Gozar de reconocida solvencia moral, ética, prestigio y competencia profesional.
    • No haber sido sancionadas mediante resolución firme, por actos u omisiones relacionadas con violencia por razones de género u otras violaciones graves a derechos humanos. De haber sido sancionadas, acreditar que han cumplido con la reparación del daño o la reparación integral a las víctimas, en su caso.
  2. Incorporar como competencia de las personas titulares de la secretaría general y de las unidades universitarias, la de establecer, de inmediato, las medidas de protección necesarias que se soliciten para salvaguardar, en los espacios en donde se desarrollen actividades universitarias, la integridad o dignidad de las personas de la comunidad universitaria por encontrarse en situación de violencia.
  3. Considerar la paridad de género en los nombramientos y designaciones de órganos personales e instancias de apoyo; así como en la integración de los órganos colegiados, comisiones académicas, comités y consejos editoriales.
  4. Aplicar la perspectiva de género, salvaguarda de los derechos humanos y promoción de la cultura de paz en la vida universitaria, como condiciones que deben observarse en el ejercicio de las competencias de los órganos colegiados y personales, así como de las instancias de apoyo.
  5. Incluir a las instancias de apoyo para que estas puedan ser removidas en caso de dejar de cumplir con alguno de los requisitos señalados en el Reglamento Orgánico para ser designadas.
  6. Adicionar faltas graves relacionadas con la violencia, en particular, por razones de género.
  7. Incorporar lenguaje incluyente al articulado.

 

Casa Abierta al Tiempo

Muchas gracias.

 

Para entrar a la consulta se requerirá la matrícula o número económico.

La información que nos proporcione será utilizada exclusivamente para fines estadísticos y de posible mejora de la actual propuesta.