Previous Page  3 / 24 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 3 / 24 Next Page
Page Background

[Semanario de la UAM | 05•09•2016]

3

EDUCACIÓN

La filosofía, importante para entender

fenómenos de la violencia y la corrupción

El libro

La difusión de la filosofía

¿es necesaria?

aumenta la presencia

de la disciplina en la educación

L

a divulgación de la filosofía en la socie-

dad es necesaria porque está presente en

todos los órdenes de la vida, por lo que

resulta útil para entender fenómenos de la po-

lítica, la violencia, el deterioro medioambiental

y la desigualdad social, entre otros, afirmó el

doctor Gabriel Vargas Lozano, investigador de la

Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma

Metropolitana (UAM).

Entrevistado acerca del libro

La difusión de

la filosofía ¿es necesaria?,

que coordinó con

el doctor Luis A. Patiño Palafox, el profesor

del Departamento de Filosofía de esta casa

de estudios consideró que la gente vive guia-

da –en general– por ideologías profusamente

difundidas por los medios de comunicación,

pero carentes de razonamiento y que no con-

tribuyen al pensamiento crítico que debieran

cultivar los ciudadanos.

Estos instrumentos operan –con algunas ex-

cepciones– a partir de los principios del mercado,

es decir, con el objetivo de vender y comprar; tam-

bién muestran la violencia mundial para alarmar a

la gente al difundir acontecimientos carentes de

explicaciones que aporten calma y tranquilidad,

aspectos necesarios para la vida.

Este tipo de ideologías expone hechos, aun-

que pocas veces las causas o las razones de los

mismos, lo que impide que las personas reflexio-

nen sobre el porqué ocurren.

Ante situaciones de violencia, discriminación,

desigualdad, corrupción o alguna otra que de-

note falta de principios éticos, esta ciencia no

puede quedarse sólo en la reflexión cultivada en

una universidad o un claustro porque pertenece

a la gente.

“Quienes no desean difundir la filosofía”

buscan “impedir que el individuo piense, razo-

ne y reflexione para ser consciente de sí mis-

mo”, argumentó el también investigador del

Observatorio Filosófico de México.

En virtud de que la Organización de las

Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y

la Cultura promueve técnicas para enseñar a los

niños a pensar y reflexionar sobre su condición

y entorno, la filosofía podría ser difundida en la

primaria, no para ofrecer cursos sobre la

Crítica

de la razón pura,

de Immanuel Kant, pero sí para

brindar elementos que les permitan meditar,

intercambiar pensamientos y encontrar razones

para comportarse de manera correcta.

“La filosofía podría servirles –junto con otras

estrategias educativas– para no considerar que

el secuestro –entre otros actos– es normal y jue-

guen a raptar a otros niños, como ya ha ocurri-

do”, sostuvo el también fundador del Centro de

Documentación en Filosofía Latinoamericana e

Ibérica de la UAM.

El doctor Vargas Lozano, presidente de la

Asociación Filosófica de México durante el pe-

riodo 2002-2004, comentó que el propósito del

libro

La difusión de la filosofía ¿es necesaria?

es

propiciar una mayor presencia de la doctrina en

la educación. En México se ha difundido la idea

de que se requieren técnicos y no filósofos: es

una verdad a medias porque “necesitamos mu-

chos y buenos técnicos, pero que tengan una

educación” en esta ciencia.

Daría a los alumnos

de primaria

razones para

comportarse de

manera correcta.