Semanario de la UAM. Vol. XXV No.1 3-Sep-2018

[Semanario de la UAM | 03•09•2018] 6 SOCIEDAD Oliva López Arellano, próxima secretaria de Salud de la Ciudad de México Ante los retos pondrá su experiencia para tener una urbe de derechos, afirmó al Semanario de la UAM. La académica de la Unidad Xochimilco fue designada en el cargo por Claudia Sheinbaum L a doctora Oliva López Arellano, profeso- ra-investigadora de la Unidad Xochimilco de la Universidad AutónomaMetropolitana (UAM), fue nombrada secretaria de Salud de la Ciudad de México –a partir del próximo 5 de diciembre– por la doctora Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno electa de la capital. La docente considera una distinción enorme la estimación de “que reúno el perfil y las ca- racterísticas para incorporarme” al gabinete que dirigirá la urbe por los seis años siguientes, en virtud de que los desafíos son múltiples: recupe- rar y fortalecer la institución pública; dar el valor que corresponde a la labor médica y los equipos de salud; impulsar las unidades de primer nivel, y atender los requerimientos de una metrópoli polarizada y heterogénea. La capital mexicana puede registrar estánda- res de vida de una unidad territorial “compara- bles con países de economías centrales”, pero también de zonas de transición urbano-rural, precarizadas y empobrecidas, “que nos colocan con indicadores por debajo de naciones catalo- gadas como de ingresos bajos”. La heterogeneidad en términos de vida, equi- pamiento e infraestructura tiene expresiones en materia de salud-enfermedad, necesidades y atención, retos ante los cuales pondrá la inves- tigadora toda su capacidad y experiencia para contribuir a alcanzar una ciudad de derechos, incluido el campo de la salud. Las indicaciones de Sheinbaum Pardo para el periodo de transición son avanzar en un buen diagnóstico, valorar todas las estrategias y pro- gramas que se están llevando a cabo y contar –para el mes de noviembre– con una propuesta de planes y una estimación de recursos, deta- lló en entrevista la médico cirujano y maestra en medicina social por la citada sede de la UAM. Entre las directrices generales están aportar a la construcción de una urbe de derechos, en la perspectiva de fortalecer la universalidad de la atención y la gratuidad; las unidades de primer nivel y la atención primaria integral, las cuales es- tarán presentes, tanto en la etapa inicial del aná- lisis como en el esquema laboral de su gestión, precisó la doctora en ciencias en salud pública. “Me siento honrada y reconocida, no sola- mente por mi trayectoria en la Casa abierta al tiempo , la visión médico social y de salud colec- tiva, y la lucha por el derecho a la salud que ha sido la vertiente permanente de mi quehacer, sino por el grupo al que estoy adscrita –salud colectiva y medicina social de la citada sede aca- démica– y las asociaciones en las que participo”. La profesora del Departamento de Atención a la Salud y miembro del Sistema Nacional de Investigadores subrayó que su nombramiento es un logro, “no sólo a mi persona sino al espacio donde desarrollé muchos de mis planteamientos; estoy contenta por lo que significa para la UAM, la Maestría en Medicina Social y el Doctorado en Ciencias en Salud Colectiva, donde he realizado mi actividad principal en los últimos años”. Reconocida por su trabajo comunitario en programas de extensión de cobertura en la Huasteca potosina y Chiapas, y como epide- mióloga en la Ciudad de México y Michoacán, la coordinadora del mencionado Doctorado y responsable del Cuerpo Académico Consolidado Determinantes Sociales en Salud, Enfermedad y Atención inició la Red PRODEP Salud, condicio- nes de vida y políticas sociales, y ha sido invita- da en programas de posgrado de universidades mexicanas y de América Latina.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDU3NjI=