Semanario de la UAM. Vol. XXV No.32 22-07-2019

[Semanario de la UAM | 22•07•2019] 11 SOCIEDAD Urge declarar la emergencia por el cambio climático en la Ciudad de México La UAM fue sede del foro Diálogo entre gobierno y sociedad sobre el suelo de conservación L a declaración de emergencia por el cambio climático en la Ciudad de México, donde los contami- nantes y el mal uso de los recursos na- turales han provocado un colapso que no se resolverá fácilmente, es una me- dida urgente, en virtud de que la falta de acciones concretas pronostica más daños al subsuelo y, en consecuen- cia, el aumento de la crisis medioam- biental, advirtió el ingeniero Miguel Valencia Mulkay, integrante de la Red Ecologista de la Cuenca de México. Sequías prolongadas, olas de calor, huracanes, granizadas, muerte de cora- les, desaparición de aguas en glaciares y problemas alimentarios son algunas de las consecuencias graves de la al- teración del clima global y cada vez serán mayores, remarcó en la mesa Cambio climático, efectuada en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Datos científicos de los últimos 25 años “dejan claro que sufrimos una catástrofe en este campo –ligada a afectaciones a la biodiversidad, el teji- do social, la agricultura, la economía y las instituciones– y queda poco tiem- po para corregirla” debido a que “en- frentamos un desquiciamiento”, casi como en Estados Unidos, donde inclu- so la contaminación es más elevada. El doctor Jesús David Gómez Díaz, ingeniero químico por la Universidad Autónoma Chapingo, explicó que en los últimos años el clima se ha modi- ficado a grado tal, que las zonas de- sérticas se ampliaron, lo que acarreó lluvias menos frecuentes, pero más agudas y calor excesivo, evidenciando el daño por la explotación de los re- cursos naturales y el empleo en altos niveles de la tecnología industrial. “Los impactos dependen del tipo de hábitat en el que vivamos y enMéxico te- nemos sequías, huracanes y fenómenos de El niño, pero lo sorprendente es que están incrementando, tanto en frecuen- cia como en intensidad y de ahí que la preocupación sea la vulnerabilidad de la población ante la incapacidad de las au- toridades para enfrentar esos desastres”. En la apertura del foro Diálogo entre gobierno, sociedad civil y aca- demia sobre el suelo de conservación de la Ciudad de México, la ingeniera Columba Jazmín López Gutiérrez, di- rectora general de la Comisión de Re- cursos Naturales y Desarrollo Rural de la Secretaría del Medio Ambiente capitali- na, comentó que la participación igua- litaria de los actores es indispensable para el saneamiento del entorno. En la metrópoli hay más de cuatro mil hectáreas de suelo de conserva- ción ocupadas por asentamientos hu- manos irregulares; 64 por ciento del área productiva agrícola está perdida, y casi 20 por ciento de la zona forestal ha sido quemada y fraccionada para la venta, lo que ha provocado la de- saparición de fauna y flora nativas, incluidos cientos de aves que visitaban la ciudad en su tránsito hacia el sur y especies de plantas y árboles. La apuesta de la Comisión es res- taurar el equilibrio ecológico a partir de un trabajo conjunto que no sólo mejo- re el suelo para devolverle su capacidad agrícola, sino que también recupere el tejido social, que mucho influye en el cuidado del medioambiente. Una su- perficie de conservación renovada, “un entramado social más sano y una pro- ducción agrícola que logre una venta a buen precio, además de detener el crecimiento de la mancha urbana son algunos de los objetivos”. “Debemos pensar en soluciones para que no sólo seamos explotadores de los recursos que se encuentra en el subsuelo, sino que resolvamos esos pro- blemas”, consideró el doctor Fernando De León González, rector de la Unidad Xochimilco, en la ceremonia inaugural del encuentro, en el que los ponentes coincidieron en que los graves conflic- tos medioambientales serán resueltos sólo mediante una labor conjunta.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDU3NjI=