Encabezado
Imprimir

Número 156

1 de abril de 2021

LA DEFENSORÍA DE LOS DERECHOS UNIVERSITARIOS DE LA UAM TRABAJA

DE CERCA CON EL ALUMNADO

*Los estudiantes han dado la pauta para forjar una Institución más sólida: Guadalupe Huacuz 

 

*Fueron inauguradas las Mesas: Diálogos en torno a los derechos universitarios: construyendo ciudadanía estudiantil


El desarrollo de un trabajo cercano a las propuestas del estudiantado es un elemento fundamental para la Defensoría de los Derechos Universitarios de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), ya que ese sector de la comunidad “está dando la pauta para construir una Institución más sólida, firme y humana”, aseguró la titular de la DDU, doctora María Guadalupe Huacuz Elías.

 

Al inaugurar las Mesas: Diálogos en torno a los derechos universitarios: construyendo ciudadanía estudiantil recordó que la instancia es la encargada de proteger y vigilar el respeto de las garantías individuales, además de impulsar el conocimiento, la enseñanza y la difusión de la cultura en la materia entre los miembros de la Casa abierta al tiempo.

 

Como parte de esa labor está un proyecto para reforzar el liderazgo y la ciudadanía –con perspectiva de derechos humanos– y un taller –recién concluido– de fotografía para visibilizar las garantías individuales en el ámbito escolar, mientras se preparan la segunda edición del Encuentro de feminismos en la educación media superior y la Jornada por los derechos humanos y la erradicación de la violencia en los medios digitales en el contexto universitario.

 

La académica invitó a los jóvenes a contestar una encuesta sobre Violencia por razones de género y discriminación –la primera en su tipo en la UAM– que recopila datos de todas las unidades académicas en www.uam.mx/encuestaviolencia o en la página ddu.uam.mx

 

La licenciada Luisa Fernández Apan, consultora independiente, presentó los resultados del diagnóstico FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas), elaborado a partir de una investigación operativa y cuali-cuantitativa con entrevistas individuales y a siete grupos focales. 

 

Entre las fortalezas la DDU están la credibilidad de Huacuz Elías, por su experiencia y trabajo en el rubro, y el interés de la instancia en aproximarse a la comunidad y tomar en cuenta a personas de carne y hueso.

 

Las amenazas detectadas fueron la impunidad y la falta, tanto de seguimiento a las denuncias como de transparencia, pues existen filtraciones de información de víctimas, lo que puede contribuir al reinicio en ciertos casos de violencia de género; el escaso acceso a grupos que no pertenecen al poder hegemónico, lo cual repercute en el reforzamiento del ejercicio de ciudadanía y de autonomía, además de que la poca injerencia de los estudiantes en la toma de decisiones les afecta directamente.

 

Respecto de las debilidades, en muchos foros y espacios institucionales se ignora aún o no es clara la función de la Defensoría, por lo que es importante contribuir a clarificarla y consolidarla; también se detectó ausencia de recursos humanos y materiales, así como del personal capacitado en materia de derechos humanos.

 

En cuanto a las oportunidades que tiene la DDU mencionó el apoyo por parte de la comunidad para promover una agenda de garantías humanas y la necesidad de construir un protocolo único para la atención a víctimas de violencia de género y la prevención y la capacitación en la materia.

 

La licenciada Fernández Apan enfatizó que las recomendaciones derivadas del diagnóstico FODA incluyen el empuje hacia un instrumento unificado de atención; la generación de proyectos que permitan la toma de la palabra de alumnos, académicos y administrativos para que puedan darse cambios a reglamentos y prácticas reales, así como la difusión de la labor de la DDU.

 

Como parte del programa se escucharon los testimonios de María Ablanedo Fernández, estudiante de Psicología de la Unidad Xochimilco, y Luis Alemán, egresado de la Licenciatura en Derecho de la Unidad Azcapotzalco.

 

En la Mesa 1: Hablemos de autonomía participaron el doctor Romualdo López Zárate, docente del Departamento de Sociología de la Unidad Azcapotzalco; Arisbeth Martínez Velasco, alumna de la Unidad Iztapalapa, y la licenciada Stefanny Daniela Mora, integrante de la DDU, como moderadora. 

 

“Los estudiantes fueron origen de la autonomía en el mundo y en América Latina, y siguen siendo vigentes para ejercerla en nuestra Universidad, porque hay que defenderla día a día ante fuerzas externas e intereses ajenos que desean acotarla o desaparecerla”, consideró el doctor López Zárate.

 

La autonomía consiste en explorar el conocimiento sin la influencia de la Iglesia ni del poder político o económico, pero en México, de las más de 2,500 instituciones de educación superior que existen, sólo 40 tienen autonomía, señaló.
 
La próxima Mesa de trabajo se realizará el último miércoles del mes de abril, con el objetivo de continuar el diálogo abierto con las y los alumnos.

 

Audio.