Imprimir

Número 169
11 de marzo de 2020

UN DÍA SIN NOSOTRAS VISIBILIZÓ LA VIOLENCIA POR LA DESIGUALDAD ESTRUCTURAL

*La mesa redonda ¿Por qué paramos el 9 de marzo? fue realizada en la Unidad Azcapotzalco de la UAM

 

#Undíasinnosotras ha hecho visible la violencia producto de la desigualdad estructural en la que viven las mujeres y que en México se manifiesta en formas diversas y terribles, señaló la maestra Diana Margarita Magaña Hernández, profesora del Departamento de Derecho de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
 
La idea ha sido evidenciar que las mexicanas desaparecerían el pasado 9 de marzo, como sucede a tantas en “nuestro país por la criminalización machista; esas madres que ya no vuelven a ver a sus hijas, a las profesionales, a las artesanas y las niñas”.
 
Al participar la mesa redonda ¿Por qué paramos el 9 de marzo? como parte de la Jornada de Prevención de la violencia contra las mujeres, efectuada en la Plaza Roja de dicha sede, aseguró que la intención fue que después de que se escucharan las voces femeninas clamando y exigiendo justicia, se diera voz a aquellas que ya no la tienen.
 
Esas actividades históricas –del domingo 8 y el lunes 9 de marzo– sirven para destacar todo el machismo manifiesto en ideologías, lenguajes, prejuicios, frases cotidianas, canciones y chistes que construyen un caldo de cultivo para que el enojo, la frustración y la ira de hombres violentos las desplieguen contra mujeres y niñas.
 
Magaña Hernández recordó que el Día Internacional de la Mujer surgió en 1910 con una propuesta, aunque la Organización de las Naciones Unidas lo instituyó hasta el 8 de marzo de 1975, año en el que un grupo de feministas islandesas realizó el primer paro para luchar por la igualdad de condiciones laborales entre géneros.
 
La licenciada Rocío Guadalupe Padilla Saucedo, titular de la Unidad de Género y Diversidad Sexual (UGEDIS), refirió que maestras, administrativas y alumnas de la Unidad Azcapotzalco se unieron al paro nacional para visibilizar la problemática y empezar a generar, no sólo políticas públicas, sino cambios en las instituciones; hablar de feminismo y perspectiva de género no es tener una guerra de mujeres contra hombres, sino trabajar conjuntamente para crear espacios igualitarios, sin discriminación y donde todos puedan convivir sin violencia, recalcó.
 
“También es para indicar que aquí estamos y –como expresábamos en la marcha del día 8, convocada por el colectivo feminista Las brujas del mar– no somos una ni somos cien, somos muchas mujeres y muchos hombres comprometidos para no seguir reproduciendo conductas violentas, que es lo que se ha visto en esta dominación de poder que marca este sistema patriarcal”.
 
Además busca decir que la UAM atiende esta problemática, por lo que esta semana se realizarán actividades lúdicas en espacios abiertos.
 
La doctora María García Castro, profesora del Departamento de Sociología, dijo que después del 8 y 9 de marzo las cosas ya no son iguales; hay un antes y un después, no sólo en la UAM, sino en todo el país y probablemente en todo el globo terráqueo.
 
Al contar con la UGEDIS en esta Unidad, las maestras prepararon este foro con la finalidad de reflexionar sobre la marcha nacional de #Un día sin mujeres y el paro del día 9 de marzo con el fin de no se queden como días aislados, sino que haya cambiado “nuestra percepción y disposición, y llevemos a cabo acciones distintas para mejorar nuestras relaciones entre los géneros”.
 
García Castro acotó que sería una mala interpretación referir que lo que se persigue con estas dos fechas es generar una guerra entre varones y mujeres, pues se trata de una propuesta de articulación en beneficio de todos.
 
La intención “es enriquecernos y asegurarnos de que podemos tener una vida mucho mejor si nos escuchamos, si dialogamos y si nos hacemos cargo de que cualquier persona tiene tanto derecho como nosotros a hacer uso de todos sus derechos constitucionalmente garantizados”.
 
En la plática ¿Todo es violencia? Aprende a distinguirla, la doctora Lilia Granillo Vázquez, académica del Departamento de Humanidades, conminó a las mujeres a valorarse e identificar aquellas situaciones en las que pueden ser violentadas, tanto por ellos, como por ellas.
 
En la Sala Audiovisual B-004 de la Unidad Azcapotzalco entregó material de apoyo que contiene la Pirámide Violencia de Género, donde pueden detectarse las formas sutiles, invisibles y explícitas de ser violentadas.
 
Un Violentómetro #CeroToleranciaALaViolencia alerta a la mujer a tener cuidado, reaccionar o pedir apoyo antes de ser violentada, abusada sexualmente y hasta asesinada, como ha ocurrido a miles en el país.