Encabezado
Imprimir

Número 337

9 de julio de 2021

LA MAYORÍA DE LOS MUNICIPIOS MEXIQUENSES NO COMBATE LA CORRUPCIÓN

*Además, 97 ayuntamientos tienen bajo grado de autonomía y dependen de las transferencias federales

 

*Académica de la UAM aborda en investigación la capacidad institucional de estas entidades


Sólo 13.6 por ciento de los 125 municipios en el Estado de México cuentan con mecanismos para combatir la corrupción, aseguró la doctora María Gabriela Martínez Tiburcio, académica de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

 

Respecto de los esquemas de transparencia 31 por ciento tiene seis mecanismos para favorecer esa política y sólo 1.6 por ciento posee siete opciones, la mayoría de los ayuntamientos ha adoptado una escasa estrategia en ese rubro en el ejercicio de los recursos, indicó en la Conferencia Medición de la capacidad institucional para la gestión financiera de los gobiernos municipales mexiquenses.

 

La investigadora del Departamento de Procesos Sociales de Unidad Lerma señaló que elaboró un indicador de la capacidad institucional de las entidades administrativas que se integra por cinco facultades: jurídica, administrativa, política, de rendición de cuentas y financiera.

 

El índice –que considera datos de 2017– toma en cuenta los escasos recursos generados por los municipios, entre ellos: el impuesto predial, derechos y aprovechamientos de agua potable y otras contribuciones menores.

 

Más de 77 por ciento de los ayuntamientos –97 de ellos– tiene un bajo grado de autonomía y dependen de las transferencias federales, en particular del ramo 33; 15 por ciento tiene un grado medio de autonomía financiera y sólo 7.2 por ciento un alto grado.

 

De la investigación, resultó que 37 muestran capacidades institucionales medias para la gestión financiera, lo que representa 29.6 por ciento y 48 por ciento tiene una alta y muy alta capacidad para la gestión institucional financiera, entre los que destacan Ecatepec, Tequixquiac, Huehuetoca, Atizapán de Zaragoza, Villa Victoria, Atlacomulco, Toluca, Tepotzotlán, Tultitlán y Chalco.

 

“Casi 50 por ciento de las entidades municipales carece de personal idóneo para ocupar los cargos y sólo 20 por ciento aplica programas de capacitación, mientras que 13.6 por ciento tiene mecanismos de evaluación del desempeño, pero alrededor de 78 por ciento no posee programas de modernización y actualización catastral”.

 

En la cobertura de drenaje el promedio municipal es de 62 por ciento, en alumbrado público y servicio de panteones alcanza 70 por ciento. Sobre los mecanismos de transparencia y gobierno electrónico la mitad de las jurisdicciones adoptaron esquemas de ese tipo.

 

Ecatepec de Morelos, Texcoco, San Felipe del Progreso y Zumpango cuentan con los mejores indicadores en servicios públicos, que reportaron de 74 a 85 puntos, mientras en el extremo opuesto se encuentran Donato Guerra, Ixtapan de la Sal, Xalatlaco y Lerma de Villada con 12.5 puntos.

 

También se observa una escasa promoción de la participación, pues sólo 1.6 por ciento de los ayuntamientos tiene mecanismos de intervención ciudadana.

 

Un dato revelado por la investigadora es que en los municipios mexiquenses laboran trabajadores con un perfil bajo o muy bajo de experiencia profesional y sólo 16 por ciento tiene las capacidades que requiere el puesto.

 

Además, sólo 26 tienen programas de capacitación y los demás están dispersos en la implementación de mecanismos de capacitación y diplomados para servidores públicos.

 

“Acciones pendientes son la valoración sobre si la reelección en los cabildos ha servido para mejorar la gestión, así como la incorporación del tema de la gestión ambiental, la sustentabilidad y la administración del agua”.