Imprimir

Número 390

30 de agosto de 2019

MÉXICO DEBE INCENTIVAR LA PRODUCCIÓN NACIONAL

PARA DIVERSIFICAR EXPORTACIONES

*La mayoría de las mercancías pertenece a corporaciones transnacionales y no a empresas del país

 

México no diversificará sus exportaciones mientras no mejore la producción interna, que en su mayoría proviene de corporaciones automotrices y cadenas globales de valor y no de empresas nacionales, afirmó la doctora Gabriela Correa López, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
 
La profesora del Departamento de Economía de la Unidad Iztapalapa de esta casa de estudios explicó que “lo que llamamos exportaciones mexicanas corresponden a compañías extranjeras que ensamblan en México, pero en realidad aunque sean elaboradas en nuestro territorio no representan a corporaciones locales”.
 
Correa López propuso controlar las importaciones, ya que el país compra muchos bienes de consumo final que podrían ser fabricados en México, lo cual generaría empleos.
 
Acerca de la confrontación comercial entre China y Estados Unidos, la investigadora refirió que el jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, está imponiendo su poder económico con visos electorales para recuperar una economía en problemas e intenta solucionar el déficit comercial por vías políticas, no económicas.
 
A pesar de ello, “con estas medidas no podrá revertir su déficit comercial con el gigante asiático aunque está forzando para proteger sectores productivos estadounidenses que son parte de sus intereses electorales”, en una pugna que ocasionará pérdida de empleos y una contracción de la economía mundial cuyo principal afectado será el consumidor, que pagará más caro debido a los aranceles y porque la producción en China es mucho más barata que en otras naciones.
 
La doctora en economía ejemplificó que el consumidor norteamericano y los trabajadores chinos también serán afectados pues al reducirse las exportaciones esa nación oriental dejará de generar empleos, mientras que por el lado estadounidense los consumidores que antes adquirían productos chinos baratos ahora accederán a mercancías locales con un costo de producción mayor.
 
Ante ese escenario, consideró importante para México buscar nuevos socios comerciales, así como incentivar y diversificar la producción nacional en beneficio de micro, pequeñas y medianas empresas, ya que mientras no se produzca más no crecerán las exportaciones ni se abatirá el déficit comercial.
 
“Para producir más y competir a nivel global se requiere invertir en sectores productivos, no sólo en infraestructura, sino en desarrollo tecnológico, apoyo a empresas, así como capacitación para mejorar la calidad de procesos y la mano de obra”, concluyó Correa López.